Tribuna Campeche

Diario Independiente

Puede ser desviado dinero de los útiles

Da click para más información

ERROR ENTREGAR DINERO EN EFECTIVO; LA CANACINTRA RECHAZA QUE EN EL PROGRAMA HAYA HABIDO “ROBADERA”

La entrega de dinero en efectivo no garantiza que los padres de familia lo usen para la educación de sus hijos, pues ante tanta necesidad es más probable que sea desviado para la comida, el pago del empeño y en otros casos y comprar el cartón de cervezas, opinó el coordinador parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, diputado Ricardo Miguel Medina Farfán.

La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Esperanza Ortega Azar, rechazó que en sexenios pasados la entrega de útiles escolares “fue pura robadera”, pues las empresas campechanas participaron dentro de la ley y se benefició a muchísimas. “Hay mala apreciación y mala información de la gobernadora. Sin duda no tiene clarificada la información de cómo estaban esos proyectos”.

Por separado, Medina Farfán expuso que el anuncio de la gobernadora Layda Elena Sansores San Román, luego de que la Secretaría de Bienestar (Sebien) confirmara la cancelación del programa de entrega de útiles escolares, es sólo un ‘bomberazo’ para aplacar el creciente malestar de la gente.

Recordó que la titular de la dependencia, Xóchitl Mejía Ortiz, aceptó durante su comparecencia que el dinero de los útiles escolares se gastó en computadoras, por lo que “¿de dónde sacarán ahora el dinero para entregarle un apoyo económico a cada padre de familia de Campeche? Ese apoyo económico representa varios millones de pesos, pese a que se anuncia que es de 400 pesos”.

¿El Gobierno cuenta con una bolsa de varios millones sin asignar y que puede disponer a su elección?, cuestionó. Eso no es legal, pues la Ley de Disciplina Financiera establece con precisión que los gastos deben ser conforme a lo que se presupuestó, y si se cancela de un rubro para pasar a otro, debe de ser cumpliendo con ciertos requisitos.

Si existiere esa bolsa de recursos no asignados, ¿por qué no atender lo relacionado con la escasez de medicinas o el de carreteras estatales y calles en la ciudad, que requieren bacheo y rehabilitación u otorgar créditos accesibles a emprendedores para generar empleos?, reprochó.

Ortega Azar, por su lado, desmintió que el material que se entregaba a los niños fuera de mala calidad, como acusó la gobernadora, y expuso que la Secretaría de Educación daba la lista que se tenía que surtir y siempre, a la hora de las licitaciones, los empresarios entregaban sus muestras físicas, siempre de buena calidad, tratando de cumplir en tiempo y forma, y se podía comprar más con menos, porque al adquirir en volumen sale más económico.

Respetamos la decisión de la gobernadora Sansores, pero esta es una situación en la cual se pudiera apoyar a más empresarios. Pudiera convocar a una licitación para poder participar en conjunto, como venía ocurriendo, para poder ver la derrama en las diferentes papelerías y librerías de todo el Estado, porque siempre se invitaba a participar a compañeros de diferentes Municipios. Se daba más y a menor costo.

No podemos estar de acuerdo con hacer culpables, de hablar de robadera, cuando las empresas campechanas participaron dentro de la ley, y se benefició a muchísimas. La derrama económica era generalizada, insistió.

Las compras que se hicieron a través de los programas de entrega de útiles se agenciaron a través de licitaciones públicas. La SEP en concordancia con la Secretaría de Desarrollo Regional (Sedesore), mandaba la información de lo que se requería en las escuelas y en base a ello eran las licitaciones. Pero además llevaban el control del número de escuelas, el total de niños y el tipo de paquetes escolares, todo en completo orden. Todo estaba más claro que el agua, afirmó.