Inicio»App»Empresa de Q. Roo en servicio de grúas

Empresa de Q. Roo en servicio de grúas

0
Compartidos
Google+

MENOSPRECIA EL IET POR CINCO AÑOS A LOS PRESTADORES DE SERVICIO CAMPECHANOS.

Por adjudicación directa, sin licitación ni invitación a postores campechanos, el Instituto Estatal del Transporte otorgó a la empresa quintanarroense “Salvamentos del Caribe, S.A., de C.V.”, propiedad del empresario de origen libanés Andrés Abimerhi Briceño, la concesión por cinco años para la explotación del servicio público de transporte de carga en la modalidad de grúas de arrastre y/o salvamento en el Estado de Campeche.

Según el acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Estado en su edición del 12 de mayo de 2022, “Salvamentos del Caribe” demostró la capacidad operativa, puso a disposición del Estado un parque vehicular moderno, instalaciones de encierro y servicios adicionales que permitan garantizar la modernización, actualización y fortalecimiento de este servicio público.

El domicilio fiscal de la empresa se ubica en el Municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, concretamente en el kilómetro 22 del Fraccionamiento Mérida de la colonia Alfredo V. Bonfil, y con código postal 77560.

El IET     destacó en su resolutivo que tiene la facultad de asignar concesiones, previa la Declaratoria de Necesidad, en forma directa, sin sujetar su otorgamiento a licitación pública, entre otras causas, cuando el otorgamiento de concesiones pudiere crear competencia desleal o monopolios, se ponga en peligro la prestación del servicio público de transporte o se justifiquen necesidades de interés público.

Con escrito del 23 de marzo de 2022, apunta, Andrés Abimerhi Briceño, administrador único de “Salvamentos del Caribe, S.A. de C.V.”, solicitó el otorgamiento de una concesión para brindar el servicio público de carga, en la modalidad de grúas de arrastre y/o salvamento en el Estado de Campeche.

El IET declaró que existe la necesidad pública de transporte de carga en la modalidad de grúas de arrastre y/o salvamento, en el Estado de Campeche, por lo que se otorga concesión a la persona moral denominada “Salvamentos del Caribe, S.A de C.V.” para la explotación del servicio público de transporte de carga en la modalidad de grúas de arrastre y/o salvamento, debiendo prestarlo de manera regular, continua y uniforme para la satisfacción de la necesidad colectiva, en el territorio del Estado de Campeche, con 14 unidades tipo grúa.

La concesión precisa que el servicio público de transporte no queda sujeto a horarios ni a itinerarios fijos y la tarifa que se cobrará por la prestación del servicio es la que se encuentra vigente aprobada por el Consejo Estatal del Transporte, aunque tales cifras no se establecieron en el documento de la concesión.

Esta concesión tendrá una vigencia de cinco años, o sea, los que prácticamente le quedan a esta Administración, contados a partir de la fecha de publicación en el Periódico Oficial del Estado, misma que podrá ser refrendada por el mismo periodo, siempre y cuando cumpla con las disposiciones establecidas en este acuerdo, la ley de la materia y su reglamento aplicable.

 

DESPLAZAN A TRES EMPRESAS LOCALES

“Que como campechanos seamos unidos y el trabajo sea para los campechanos”,  demandó Concepción Fuentes, administradora de Grúas Campeche, una de las tres empresas locales dedicadas al remolque de vehículos, luego que desde hace dos años la recesión económica, la pandemia del Covid y las nuevas reglas de operación impuestas por el Gobierno del Estado golpean los ingresos de todos los negocios en la entidad.

En el caso de las empresas Grúas Campeche, Euro Grúas y Grúas Robles, ahora sus ingresos se ven reducidos porque el Instituto Estatal del Transporte (IET) concesionó el servicio a empresas foráneas, una de las cuales opera con mayor capital, como es el caso de Abimerhi, que tiene presencia en toda la Penìnsula de Yucatán.

A esta demanda de proteger los trabajos de los industriales y trabajadores locales se suma la de los choferes de las camionetas colectivas, que desde hace un mes acusan al Instituto Estatal del Transporte (IET) de otorgar facilidades a la empresa ADO para que comience a brindar el servicio que ellos daños han venido dando en unidades ligeras desde hace varias décadas, indicó.

Ahora el futuro de los empresarios campechanos es incierto, sobre todo porque en este sexenio que encabeza Layda Elena Sansores San Román la economía está más estancada que nunca, y lo único que presumen es la obra federal del Tren Maya, que ha ofertado como siempre jugosas ganancias para empresas foráneas como Carso y obreros de otros Estados, que al final no se quedarán en Campeche.

“No sabemos cómo está la situación. El Gobierno del Estado quitó la mayoría de los servicios de remolque en los operativos en que aplican alcoholemia y revisión de documentos, y además permiten que entren empresas de otros Estados a dar servicios que por años los campechanos hemos venido prestando”, manifestó Esteban Ordóñez Tun, trabajador.

Mientras tanto, los empresarios locales del negocio de las grúas esperan que Layda Sansores respete los acuerdos de no quitarle el trabajo a más campechanos.

“Se mantiene el acuerdo entre el Gobierno del Estado y los empresarios de compartir los servicios que soliciten las autoridades, y pese a la crisis económica por lo que pasamos, en Grúas Campeche, hemos hecho el esfuerzo de no despedir empleados y darles facilidades a las personas de escasos recursos cuyos sus vehículos terminan en nuestros corralones, al no cobrarles nada, porque sabemos la difícil situación por la que están pasando”, manifestó Concepción Fuentes.

Sin embargo, el temor entre los empresarios locales es latente, mientras la crisis econòmica no acaba y confían en que haya trabajo para todos. Además los dueños de las grúas enfrentan la carga de los  incrementos de las refacciones y la adquisición de nuevas unidades, que van desde los dos millones hasta más de diez millones de pesos.

En los gobiernos anteriores las autoridades estatales apoyaban a los empresarios locales en dejarles todos los servicios de grúas, pero ahora el Gobierno del Estado emplea su propia grúa y su propio corralón, donde apilan todo tipo de vehículos en el cruce de las avenidas José López Portillo con Héroe de Nacozari.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Huye Marcela de reporteros en aeropuerto

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *