Inicio»App»Pánico en la Unacar por policías armados

Pánico en la Unacar por policías armados

0
Compartidos
Google+

CASTIGO A LOS RESPONSABLES, DEMANDA LA AUTORIDAD UNIVERSITARIA 

Ante la irrupción violenta de ayer de elementos de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito (DSPVT) en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar), lo que causó pánico y crisis nerviosas entre estudiantes, las autoridades universitarias exigen aplicar las sanciones correspondientes para evitar que se repita este lamentable e ilegal hecho.

En tanto, Samantha Bravo Muñoz, jefa de la corporación, intentó justificar el operativo al asegurar que el ingreso al recinto universitario se derivó de la solicitud de una víctima de robo de una laptop, cuyo GPS indicaba que estaba en el interior del plantel, tras cristalazo a su vehículo.

De acuerdo con información recabada, cerca de las 11:00 horas, una unidad de la Policía Municipal transitaba cerca del campus principal universitario cuando fueron interceptados por tres personas de nacionalidad extranjera, para reportar que la unidad en que se transportaban —camioneta Seat Arona color plata, placas DKB-63-01 del Estado de Campeche— había sido blanco de un cristalazo en el estacionamiento de la Cruz Roja.

La camioneta fue acordonada por los gendarmes, mientras solicitaron la presencia del Ministerio Público para iniciar las investigaciones, y el plantel permaneció casi una hora rodeado por unidades policiacas.

Las víctimas —argumentó Bravo Muñoz—, indicaron que la laptop sustraída tenía GPS, el cual marcaba que el equipo estaba dentro del recinto universitario.

“Los afectados solicitaron ser acompañados por los agentes, lo que el vigilante lo autorizó. En el interior no se ingresó a ningún salón, ni se realizó ningún operativo de revisión, sólo se explicó a algunas personas lo sucedido, y se verificaron las pertenencias de tres de ellas que accedieron a abrir sus bolsos”.

 

ACTUAR INJUSTIFICADO

Sin embargo, por la tarde, la Unacar contradijo a la hija de la secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana, la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez, al emitir comunicado en que señala que en la Facultad de Derecho, cinco policías municipales armados en compañía de tres civiles, irrumpieron de forma violenta y arbitraria en un salón donde se estaba impartiendo clases.

“Los sujetos revisaron las mochilas de los estudiantes, y tiraron al suelo sus pertenencias y alimentos haciendo uso excesivo de la fuerza pública y violentando los derechos humanos de los universitarios, lo cual generó ambiente de inseguridad y tensión en la institución”.

“Estas acciones provocaron crisis nerviosas en los estudiantes, e indignación de los padres de familia y de la comunidad universitaria. Cabe señalar, que estas acciones se suscitaron sin el consentimiento previo de las autoridades universitarias, y sin que mediara documento alguno”.

El documento concluye que ante estos acontecimientos, la Unacar reprueba categóricamente el actuar injustificado e irresponsable de los elementos de la fuerza pública municipal. “Exigimos y demandamos de las autoridades correspondientes, que apliquen las sanciones a que haya lugar para que estos lamentables hechos no se repitan”.

Noticia anterior

Vuelca en carretera

Siguiente noticia

Gracias a “pitazo” aseguran a ilegales

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *