Tribuna Campeche

Diario Independiente

Empeora abandono de vivienda: UNAM

Da click para más información

PANDEMIA Y CRISIS SON LAS CAUSAS

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— A pesar de que desde el sexenio de Enrique Peña Nieto se abandonó el modelo de construcción de vivienda alejada de centros de trabajo y en zonas con pocos servicios, el deterioro de la economía y la pandemia impulsaron el abandono de más casas.

Se estima que actualmente hay 8.6 millones de viviendas abandonadas en el país, cifra superior a los 6.1 millones que reportó el Inegi en el Censo de Población y Vivienda 2020, de acuerdo con datos del Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUEC) de la UNAM.

En el caso de viviendas de interés social, particularmente del Infonavit, el número de unidades abandonadas pasó de 289 mil en el segundo trimestre de 2014 a 650 mil este año, muestran cifras del instituto.

Ante ello, la actual administración del Infonavit se planteó una estrategia para que antes de terminar este sexenio se renueven, al menos, 175 mil de esas viviendas para volver a venderlas.

A través del programa de Regeneración de Vivienda Abandonada, que encabezan el Infonavit y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), se propuso recuperar 119 casas por día en un periodo de cuatro años, de los cuales faltan dos, pero a la fecha no ha habido un reporte oficial sobre el avance.

Las ciudades con mayor porcentaje de viviendas abandonadas en el país son Ciudad Juárez, Reynosa, Mexicali y Tijuana. En la zona metropolitana del Valle de México hay más viviendas abandonadas en Zumpango y Tecámac.

Mario Macías, director sectorial de los Trabajadores del Infonavit, dijo que en el pasado consejo de administración, los trabajadores propusieron que se reactive la venta de vivienda abandonada a través de licitaciones, pero “transparentes, decentes y honradas”, no como los “trajes a la medida que se hacían antes”.

“Hay un inventario de vivienda muy grande desde prejurídico en vías de recuperación, pero estamos urgiendo lo que ya está próximo a formalizarse a través de una escritura para que el Infonavit regularice esa propiedad y pueda comercializarse. Es un tema imperante que sí nos preocupa”, comentó a El Universal.