Tribuna Campeche

Diario Independiente

Delincuencia desbordada

Da click para más información

RAFAGUEAN CON METRALLETA EN FRACCIORAMA A EXCANDIDATO DE MOCI EN NAYARIT

Con al menos 10 impactos de bala, par de sicarios que se movilizaban en una motocicleta ejecutaron a José de Jesús Arámbul Villegas, (alias) “El Chikis”, a las 14:52 horas de ayer cuando viajaba de acompañante en un Honda que salía de la Farmacia Dermatológica ubicada en la zona residencial de Fracciorama 2,000. La conductora también resultó lesionada.

El fiscal general del Estado, Renato Sales Heredia, confirmó que la víctima era José del Jesús Arámbul, (a) “El Chikis”, quien tenía orden de aprehensión y por eso venía huyendo, que se había escondido en Cancún y en Mérida, y que fueron dos los ejecutores, que huyeron en motocicleta.

En redes sociales difundieron la fotografía del excandidato mocista Arámbul Villegas, de Ixtlán del Río, Nayarit, como la víctima de Fracciorama 2000.

Fue identificado como José de Jesús “N” (a) “El Chikis”, originario de Nayarit, tenía orden de aprehensión librada por el juez de Control de Tepic, Nayarit, con fecha de 22 de marzo del 2022, sabemos que venía huyendo, refirió Sales Heredia de manera escueta. No hubo información sobre si se trataba de un homónimo o de la misma persona por parte de las autoridades.

José de Jesús “N”, (a) “El Chikis”, según Sales Heredia, estuvo en Mérida, Yucatán; Cancún, Quintana Roo y Campeche, donde finalmente lo ejecutaron ayer. Los sicarios dispararon en 25 ocasiones, de los que al menos 10 impactaron en su cuerpo, indicó.

 

LOS HECHOS

Cerca de las 14:52 horas de ayer José de Jesús “N”, (a) “El Chikis” estaba en el asiento del copiloto del Honda, City, de color gris, con placas de circulación DKG-9871 del Estado de Campeche.

El automotor había sido aparcado en el estacionamiento de la Farmacia Dermatológica, en la calle Nevada por avenida Patricio Trueba y de Regil de Fracciorama 2000.

La mujer, al parecer su esposa, conducía. Empezó a maniobrar de reversa para salir del cajón de estacionamiento, cuando los sicarios se pararon de frente y empezaron a accionar sus armas de fuego. Testigos afirmaron que fue una ráfaga de disparos, lo que supondría el empleo de un rifle de asalto “cuerno de chivo”.

Los impactos fueron en la parte frontal del automotor y en el parabrisa en contra de José de Jesús “N”, (a) “El Chikis”, quien recibió los proyectiles en el rostro y pecho, falleciendo de inmediato. La conductora resultó lesionada y fue auxiliada por paramédicos de la Cruz Roja, que la trasladaron al sanatorio.

La zona fue acordonada por personal de la Policía Estatal (PE). Fueron hasta cinco círculos de acordonamiento, para que los integrantes de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) procesaran la escena del crimen.

Acudió el vicefiscal general de Fiscalías, Jackson Villacís Rosado, los titulares del Instituto de Servicios Periciales, de la Vicefiscalía General para la Atención de Delitos de Alto Impacto y de la Dirección de la AEI. También estuvo presente la secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana, Marcela Muñoz Martínez, que se cercioró de que había una persona muerta en el interior del vehículo.

Cerca de las 16:15 horas, tras el procesamiento de la escena, se llevaron el Honda City con el cuerpo de la víctima al interior. Lo trasladaron al Servicio Médico Forense (Semefo) para que fuera rescatado el cadáver a fin de practicarle la autopsia y conocer la causa de la muerte.

Cerca de las 19:00 horas en la calle Zafiro del Fraccionamiento Altavista, fue encontrado un Mazda blanco con placas del Estado de México, que habría sido empleado por otro de los cómplices en la ejecución, tras el operativo conjunto de la PE, AEI, Ejército Mexicano, Secretaría de Marina y la Guardia Nacional (GN) en diferentes puntos de la ciudad capital.

Durante la tarde y noche hubo operativos policiacos en diversas colonias populares de la capital, como Polvorín y Jardines, en busca de los presuntos sicarios, sin que hasta el cierre de esta edición haya algún indicio que condujera a la localización y aprehensión de los implicados en la ejecución.