Tribuna Campeche

Diario Independiente

Debió Layda “liberar” puente de Isla Aguada

Da click para más información

MANEJA CON DOBLE MORAL EL TEMA, CRITICA DEFENSORA DE DERECHOS HUMANOS

Con una doble moral maneja la gobernadora Layda Elena Sansores San Román el hecho histórico de liberar de peaje a los carmelitas en el Puente Zacatal, pues en realidad le correspondía a Isla Aguada, pero como esa caseta es para los ingresos estatales, no lo hizo en igualdad de condiciones, asentó la defensora de derechos humanos, María Antonieta Vargas Novelo.

A decir de la activista, independientemente de que la mandataria estatal dio un mal ejemplo ciudadano del dicho “nadie por encima de la ley”, existen suficientes motivos por los cuales el “show político” de la semana pasada no da la certeza jurídica que se necesitaba, y al contrario, pone en riesgo ese beneficio para los habitantes de Carmen.

“Como autoridades no podemos fomentar una acción arbitraria, ni la violación del derecho, porque en un momento dado, la gobernadora queda sin la facultad moral como para reprenderme como ciudadano si cometo alguna falta administrativa, si ella como mandataria lo hace, entonces cualquiera podríamos llevarlo a cabo”.

Vargas Novelo, agregó: “Si como ciudadana voy ahorita y abro la caseta de Isla Aguada, y digo me vale queso, así como dijo la gobernadora, la abro y punto, ¿qué hace la diferencia?, que ella es la gobernadora y yo una ciudadana común. O sea, ella por encima de la ley y yo no, ¿por el fuero?, ¿y no es ella la que debe dar el ejemplo?”.

Debido a que ahora el titular de Caminos y Puentes Federales (Capufe), Genaro Enrique Utrilla Gutiérrez, ha tenido que dirigir instrucciones a Ciudad del Carmen ante el arrebato el sábado pasado de Sansores San Román, y ahora está tratando de convencer a todos de que lo que hizo fue legal, mencionó que existen muchos motivos para entender que no fue así.

“Esto pudiera provocar un retroceso y consecuencias para el Estado, si genera una sanción al Gobierno Estatal, los que pagamos las consecuencias seremos los ciudadanos, si en realidad hay la intención, las cosas se tienen que hacer bien”, recalcó.

Si esto se llevaba a cabo mediante el Congreso del Estado, pudo haber tenido buen puerto, desde el momento que lo planteó el Ayuntamiento en sesión de Cabildo, todo debió ser legal, subrayó.

Y añadió que cuando hacen un libre peaje es para todos, porque la ley es clara: mientras seas ciudadano mexicano, tienes el derecho al libre tránsito por todo el país, carreteras y calles, sin embargo, lo sucedido en el Zacatal se confronta con el Puente de la Unidad, pero ahí no lo hicieron porque esa caseta es la caja grande.

“O somos o no somos, porque siguen restringiendo una parte del libre tránsito a los habitantes de Carmen, hay muchos motivos por los cuales eso no está bien, hay que darle certeza jurídica; yo no digo que sea mala la gestión, sin embargo, primero tenía que ser el Puente de la Unidad y después el Zacatal”.