Tribuna Campeche

Diario Independiente

TEPJF, abierto al cambio: Rodríguez

Da click para más información

“PERO NO DE MODO REGRESIVO”, ADVIRTIÓ EL MAGISTRADO PRESIDENTE

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— En el marco del debate de una nueva reforma electoral en México, el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Reyes Rodríguez Mondragón, señaló que el órgano autónomo a su mando está abierto a cambiar las reglas del juego, pero advirtió que “nunca de manera regresiva.

“Ha habido apertura política para ir moldeando y cambiando las reglas del juego, siempre con un propósito de mejorar la calidad de la democracia, de profundizar en ella, nunca de manera regresiva”, declaró ayer.

En su participación en el Seminario Internacional de Justicia Constitucional y Parlamento Abierto, organizado por el INAI, recordó que las autoridades electorales han sido objeto de transformación durante décadas, lo que ha permitido generar confianza ciudadana, lograr alternancia sin conflictos postelectorales y garantizar que la legitimidad de los gobiernos sea incuestionable.

“Debemos recordar que la democracia es una conquista de la ciudadanía, en la que las instituciones contribuimos a protegerla abonando a la paz social y a la estabilidad política, y de ser posible también a la unidad y no a la división”, expresó.

El magistrado presidente del TEPJF se sumó al llamado de quienes piden una reforma electoral que beneficie a las instituciones y no las debilite.

“Nos sumamos al llamado de otras instituciones autónomas, de la sociedad civil y de la academia para fortalecer los procesos e instituciones de la democracia”, sentenció.

En su oportunidad, la comisionada presidenta del INAI, Blanca Lilia Ibarra Cadena, informó que el parlamento busca avanzar hacia un modelo de justicia abierta, fortalecer la democracia, asegurar sistemas judiciales justos y procesos parlamentarios centrados en la ciudadanía.

Agregó que el desarrollo de un modelo de justicia abierta es crucial para los tribunales y para las partes, en tanto que permite sistemas judiciales más justos, un equilibrio de derechos entre los participantes y el cumplimiento de los más altos estándares constitucionales de justicia.

“Este modelo de tutela judicial abierta y efectiva contribuye a comprender el desarrollo de las instituciones jurisdiccionales a partir de los desafíos que la sociedad exige en un Estado constitucional para el cumplimiento de sus funciones ordinarias. Con esto, hoy contamos con nuevos mecanismos que permiten a las personas tener un acceso cercano a la justicia”, precisó.