Tribuna Campeche

Diario Independiente

Derogar o aplazar el pago de placas

Da click para más información

ALITO ELIMINÓ LA TENENCIA Y LAYDA DEBE DESAPARECER REEMPLACAMIENTO, EXIGEN EN MUNICIPIOS

Activistas, líderes sociales, dirigentes de agrupaciones transportistas y ciudadanos en general, pidieron a la gobernadora Layda Elena Sansores San Román que derogue el cobro por reemplacamiento, lo postergue para 2024 o cuando la situación mejore, y la exhortaron a imitar a su antecesor Alejandro Moreno Cárdenas, quien eliminó la Tenencia, por lo que a ella le corresponde suspender el cobro de placas.

Los champotoneros Mario del Carmen Ramírez, Mauricio Godínez, Ricardo Morales y Marcos Chi Contreras, expresaron que la gobernadora debe aprovechar que tiene mayoría en el Congreso del Estado para derogar el cobro por reemplacamiento, “por lo menos hasta que la situación mejore”.

Alertaron que 2023 será año más complicado. Todo sigue subiendo, y aunque ya anunciaron el alza del salario, sabemos que al ocurrir todo vuele a subir de precio. Esa es la realidad.

En Escárcega, Uziel Eliud Farfán Pérez, dirigente de la agrupación Redes Ciudadanas; Vicente Jiménez Cruz, dueño de combi de transporte en comunidades y el taxista José Roberto Inurreta, dijeron que así como la gobernadora Layda Sansores critica tanto a su antecesor Alejandro Moreno Cárdenas, debería intentar superar lo que hizo.

Derogó el cobro de la Tenencia, y a la mandataria morenista le corresponde ahora eliminar para siempre el cobro del reemplacamiento. Sería decisión histórica que todos los campechanos le agradecerían.

La estrategia de la 4T, tanto a nivel nacional como estatal, no sólo debe enfocarse en regalar dinero, sino en eliminar impuestos. Si en realidad, el país tiene para distribuir miles de millones de pesos cada mes, ¿por qué no eliminan el impuesto de reemplacamiento? Cada año es un problema para muchas familias, puntualizaron.

Cooperativas de mototaxistas de  Dzitbalché respaldaron la propuesta de que se emplace para 2024 el cobro por cambio de placas, ya que la pandemia los golpeó fuertemente, lo mismo que los afecta el incremento de insumos y materiales para mantenimiento de sus unidades.

Rabí Canche Pech, Gerson Chi Tamay y Manuel de Jesús Canul Pisté mencionaron que están al corriente y hay días en que no sale ni para las tortillas, ya que el kilo subió a 24 pesos, mientras que el frijol a 30. Pero si nosotros subimos el precio del pasaje la gente grita, sin darse cuenta que la tarifa no da ni para dar manteamiento a nuestras unidades.

En el Municipio de Hopelchén, María del Rosario Novelo Moreno, Adda Roxana Zapata Pool, Carlos Efraín Canto Medina, Ariel Poot Ramos, Mario Aké Pérez y Carlos Ricardo Huchín Chi, expresaron que al momento la economía está muy lesionada, como para que el Gobierno del Estado pretende el cobro en el 2023 por reemplacamiento vehicular.

Coincidieron que deben exentar ese pago, como sucede en el vecino Yucatán, y acusaron que Layda Sansores no está apoyando al pueblo.

No todos tenemos la facilidad para cubrir ese pago, pues nuestra economía está muy deteriorada, y sería una nueva ‘puñalada’ para la gente que menos tiene, apuntaron.

En Tenabo, José Joaquín Euán Estrella, Alberto Pacheco Catzín, José Dzul Vera y Manuel Tolosa Rodríguez, dijeron no al cobro de placas el próximo año, porque como está la situación es difícil, sobre todo porque hay recursos que llegan al Estado y no se ve en que se gastan.

Apuntaron que tras la pandemia muchas empresas quebraron y no se han perdido recuperar. Se perdieron empleos, no hay estrategias para crearlos o recuperarlos, y pagar un impuesto más será asfixiante. Es necesario condonar ese pago.

En Candelaria, José del Pilar Hernández Hernández, José Manuel Pérez Cruz, José Luis Vázquez Marroquín y Ramiro Cambrano Pérez, coincidieron en que la situación económica no está bien, como para pagar ese impuesto.

Pidieron a la gobernadora y a sus funcionarios que se pongan un día en los zapatos de un trabajador, para que vean lo que se siente, cómo sufre y cómo sobrevive, sobre todo los de más bajos recursos.