Tribuna Campeche

Diario Independiente

Más actividad del crimen organizado

Da click para más información

DIEZ EJECUTADOS, MANTAS Y BALACERAS, Y LA TITULAR DE LA SPSC Y SU FAMILIA SIGUEN DE VACACIONES

En noviembre aumentó la actividad del crimen organizado en los Municipios de Campeche, Calakmul, Candelaria, Escárcega y Carmen, al registrarse 10 ejecutados, dos hombres baleados y muertos, uno más torturado, la colocación de tres narcomantas y el levantamiento de dos personas, una de las cuales apareció calcinada en el interior de un vehículo.

Sin embargo, la incidencia delictiva no preocupa a la secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC), la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez, pues a mediados de noviembre, en medio de esta ola de inseguridad, decidió salir de vacaciones con sus hijos a Europa.

Ningún asesinato, ni la colocación de tres mantas —dos de ellas firmadas por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG)—, así como predios y vehículos baleados, ha esclarecido la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), y la SPSC ni idea tiene, por lo que no hay personas aseguradas.

En ambas dependencias impera el hermetismo, y por el contrario, han tratado de minimizar el alza de la delincuencia. En tanto, la vocería del Gobierno del Estado no acepta entrevistas, y la gobernadora Layda Elena Sansores San Román se limita a afirmar que hay buen trabajo.

El caso es que durante noviembre se registraron 12 muertos por arma de fuego, de los cuales a 10 ejecutaron al estilo sicarial. Fueron perpetrados dos en Campeche, tres en Carmen, dos en Calakmul, dos en Candelaria y uno en Escárcega.

El número de ejecutados el mes pasado incrementó en comparación con octubre del presente año, cuando hubo ocho asesinados al estilo sicarial, principalmente en la zona sur de la entidad.

El primer hecho ocurrió el viernes 4 de noviembre en Calakmul, con la aparición del cuerpo de un hombre embolsado y presuntamente descuartizado, con un mensaje en cartulina cuyo texto se negó a revelar la autoridad.

El jueves 10 de noviembre C.S.D. y/o S.D.C., (a) “El Chuy”, fue baleado —en ocho ocasiones— en la puerta de su predio en la Ampliación Josefa Ortiz de Domínguez. Falleció días después en el sanatorio.

La mañana del viernes 11, seis sujetos encapuchados que portaban armas largas llegaron a un predio de Pich, Campeche, para llevarse a la fuerza —levantón— a un motociclista, que desde entonces no aparece.

El domingo 13, tres personas fueron baleadas en Minas, 20 de Noviembre y la colonia Ernesto Zedillo, donde murió un quincuagenario al recibir disparo en el rostro, tras reclamar a su vecino por el alto volumen de su música.

El jueves 17 fue ejecutado un hombre en la comunidad El Naranjo,de Candelaria. Ese mismo día ultimaron a balazos a M.Z. (a) “Zambumbia”, cuando maniobraba su camioneta en la colonia Miguel Hidalgo en Ciudad del Carmen.

La madrugada del viernes 18 apareció muerto un sujeto en la carretera Escárcega–Champotón, luego de que le dispararon en una pierna.

El martes 22, David J.B., (a) “La Morsa”, tatuador, recibió disparo en la cabeza cuando se encontraba en su casa, en Carmen. Falleció el 29.

Por la noche de ese mismo martes, fue baleado y ejecutado C.F.C.G.,de 37 años de edad, cuando estaba en su domicilio en la Leovigildo Gómez, Campeche. No hay detenidos.

La madrugada del viernes 25 apareció lavador de coches desangrado en la carretera Escárcega–Champotón. El herido —que feneció días después— afirmó que sujetos lo privaron de su libertad, lo golpearon, quemaron y dieron descargas eléctricas como tortura.

El jueves 24, S.G.G., jefe de Recursos Humanos de la empresa Perforadora México, fue baleado en el intento de ejecución en Ciudad del Carmen, mientras que J.V.V., empresario chatarrero, fue ejecutado cuando conducía su vehículo en la avenida Isla de Tris.

En Candelaria, el lunes 28 de noviembre fue ejecutado de tres disparos O.L.R., de 39 años de edad, originario de San Juan, Veracruz.

Ese mismo día fue “levantado”, tras una serie de detonaciones de arma de fuego en la colonia Fundadores de Calakmul, sujeto al que ejecutaron, y su cuerpo fue incinerado junto con su vehículo.