Tribuna Campeche

Diario Independiente

Sin recibir subsidios, AICM logra utilidades

CASI 907 MDP EN 2022, DESPUÉS DE PERDER MIL 541 MDP EN 2021

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) logró utilidades el año pasado sin necesidad de subsidios y transferencias, como las que recibió el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

El principal aeropuerto del país anotó una ganancia de casi 907 millones de pesos durante 2022, después de perder mil 541 millones en 2021 y mil 181 millones en 2020, de acuerdo con sus estados financieros y cuya copia posee El Universal.

El Benito Juárez presenta cuentas a favor gracias a una disminución de mil 296 millones de pesos en sus gastos de operación. Este recorte incluso supera los mil 282 millones que el Felipe Ángeles recibió de apoyos por parte del Gobierno Federal durante el año pasado. El menor gasto operativo se dejó sentir en el rubro de servicios generales, que comprenden servicios básicos, de arrendamiento, profesionales, científicos y técnicos, financieros, bancarios y comerciales, de instalación, reparación, mantenimiento y conservación, entre otros.

Por otro lado, el AICM aumentó en más de cinco mil millones de pesos sus ingresos de operación, lo que tuvo que ver principalmente con el cobro de la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA), la cual contribuyó con 67 por ciento del total.

Este tipo de ingresos consisten en una cuota al pasajero por cada salida, excluyendo diplomáticos, infantes y pasajeros en transferencia y tránsito. La segunda principal fuente de ingresos fueron los servicios comerciales que ofrece el Benito Juárez, los cuales le dejaron 942 millones de pesos más que en 2021 y consisten en servicios que son considerados como no esenciales para su operación, como la renta de espacios a comercios, restaurantes y bancos.

INGRESOS ADICIONALES

El AICM también obtuvo 420 millones de pesos de ingresos adicionales por servicios aeroportuarios, mismos que se reconocen cuando los pasajeros abordan las aeronaves de salida de la terminal, al momento de los aterrizajes y cuando los servicios son prestados, según sea el caso. Los resultados operativos del Benito Juárez muestran que el flujo de pasajeros creció por segundo año consecutivo, con 46 millones de personas en 2022, aunque mantiene un saldo negativo de cuatro millones con relación a 2019, cuando alcanzó un máximo histórico de 50 millones de viajeros y todavía no se declaraba la pandemia de Covid-19.

En particular, la terminal uno tiene un déficit de tres millones 759 mil pasajeros en vuelos comerciales, mientras que la dos prácticamente ya alcanzó el nivel que tenía antes de la crisis sanitaria. El rezago del AICM tiene que ver con los límites que el Gobierno estableció en sus operaciones, la salida de Interjet, la degradación aérea y por el menor turismo de negocios, opinan expertos.

A lo largo del año pasado, el Benito Juárez movió 28 por ciento de los cerca de 167 millones de viajeros que fueron transportados por 62 aeropuertos.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!