Tribuna Campeche

Diario Independiente

Repudio al autoritarismo

Las marchas efectuadas el pasado domingo en las principales ciudades del país, están enviando mensajes contundentes al partido que gobierna casi el 70 por ciento del territorio nacional. Habrá que ver si la soberbia de los gobernantes les impide traducir la clave de estas concentraciones ciudadanas.

Hay quienes hablan, con base en la asistencia a las marchas del pasado domingo, de un “nuevo” despertar ciudadano. Cuestión de semántica, creemos. La ciudadanía despertó desde hace mucho y se ha ido desencantando, decepcionando pues, de los gobiernos a los que elije, y Morena no ha sido la excepción.

Es cierto que en Campeche la participación ciudadana a la concentración que concluyó en la Puerta de Tierra, no fue de las más afortunadas. Los organizadores deberán analizar con detenimiento las causas de esta antipatía de los campechanos para sumarse a sus movilizaciones, y tratar de corregirlas o enmendarlas. Aun les queda tiempo.

Lo cierto es que la no asistencia a las marchas no equivale a afirmar que en Campeche no hay oposición o que la sociedad civil sigue aletargada. Para nada. Hay una rebelión silenciosa que seguramente se va a manifestar en las urnas y que no se va pronunciar por los partidos, sino por los candidatos.

Va ser un juicio popular al desempeño de Morena en Campeche. Que responderá, entre otras, a las siguientes interrogantes:

¿De verdad puede hablarse de que en Campeche inició una Cuarta Transformación como tanto pregona el Presidente? La gobernadora de Campeche ¿es un ejemplo de buen Gobierno? ¿Ha dado resultados? ¿Son perceptibles las acciones de su Gobierno?

¿Gobernar es encabezar “shows” semanales? ¿Gobernar es organizar conciertos y eventos masivos para tratar de acaparar la popularidad de los artistas y atraerlos a su causa? ¿Gobernar es mentir, engañar, traicionar?

A simple vista pudiéramos decir que no. Que en Campeche tenemos un Gobierno plagado de frivolidades, de nepotismo,  de corrupción, de tráfico de influencias, de abusos y violaciones a la ley, de persecución contra los ciudadanos, sean políticos o comunicadores, que se atreven a criticar a la gobernante, de derroche de recursos, de opacidad en el manejo del presupuesto público, etcétera.

Los resultados de las encuestas publicadas reflejan el verdadero sentir ciudadano, y el juicio contra la mandataria es abrumadoramente adverso, lo que seguramente se agravará en los siguientes sondeos, luego de las demostraciones de autoritarismo observadas en Campeche.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!