Inicio»Sin categoría»Hermetismo por fuga de gas enoja a pobladores

Hermetismo por fuga de gas enoja a pobladores

0
Compartidos
Google+

Esposas de pescadores continúan resentidas, enojadas y angustiadas porque funcionarios de Petroleros Mexicanos (Pemex) no les informan de una posible explosión generada por una fuga de gas, que podría haber arrasado con sus viviendas en un radio de dos kilómetros.

Parejas de más de 60 jaiberos de la Sociedad Cooperativa “El Mechón”, entre ellas Deysi Salavarría Tacú, Manuela Ruiz, Leydi Hernández, María Elena y Dominga Tacú García, así como el líder pesquero Ángel Hernández, advirtieron que por las fugas de gas sus vidas están en riesgo, porque se podría ocasionar una gran explosión.

Refirieron que Pemex no informa de nada a los pobladores, por lo que repudiaron que el cuento de una “toma clandestina” es una mentira y farsa de la empresa del Estado, porque donde ocurrió la fuga de gas, a la entrada de Atasta, frente a la planta, es área que Pemex mantienen siempre vigilancia.

“Nos enteremos por Jasso que hay que estar a muchos metros de distancia para salvaguardarnos, porque de generarse una explosión la onda expansiva se calcula en hasta dos kilómetros de diámetro para que no haya pérdidas humanas”, alertaron.

Señalaron que pescadores que realizan sus actividades en la Laguna del Pom y todos los habitantes de esta zona, a la salida de Atasta, están desprotegidos de fugas de gas, ya que cuando han ocurrido, como la reciente, sólo se previene tirándole agua a la fuga de gas para que no vaya a suceder una desgracia.

“Esa es la única prevención, de ahí en fuera no hay más, es un peligro y el propio Jasso lo advirtió”, sostuvieron.

Cabe destacar que Jasso Rodríguez denunció que la planta de gas ya está prácticamente abandonada, “por fuera es una selva. Es más, ya ni podan los árboles ni cortan el césped. Antes había una canchita de fútbol afuera de las instalaciones, hoy no hay nada de eso, s una selva y no hay nada de servicios”.

Por estas irregularidades, se hizo el exhorto a la Secretaría de Energía y al director de Pemex que tome cartas en el asunto y realicen los mantenimientos respectivos a las instalaciones.

Todo indica que Pemex ya sabía de la fuga de gas desde hace dos meses, pero prefirió alargar el tiempo taponeando las fugas con tierra, aunque ahora resulta que amparado en soldados, acaparó las aguas en esa área y les impide a pescadores ejercer su actividad.

Noticia anterior

Inservible la planta de aguas residuales

Siguiente noticia

Asegura serie Piratas