Inicio»Sociedad»Encuentran figuras arqueológicas

Encuentran figuras arqueológicas

0
Compartidos
Google+

En un salvamento arqueológico efectuado en los alrededores de Dzibalchén, arqueólogos encontraron varios entierros depositados en cistas en los que la cabeza del difunto fue cubierto por un plato tripoide.

Antonio Benavides, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) expuso que en dos de los casos registrados los platos mostraron en el fondo la imagen de sendos personajes cargando grandes caracolas.

Las representaciones son similares a las de un tercer plato de procedencia desconocida y perteneciente al acervo del Centro INAH Yucatán, número de inventario 10-29014.

En la descripción de las figuras, destacan tres individuos, un gran molusco marino del que brotan amplias volutas. Los tres se encuentran de pie, luciendo largos bragueros y mirando ala izquierda del espectador.

Sus manos están abiertas: una hacia el frente y otra hacia abajo. Los tres portan orejera circular y llevan tocados con dos elementos terminados en punta. Si bien las tres son distintos, evidentemente represento a un mismo personaje.

Refirió que los elementos iconográficos indican que se trata del Dios N, también denominado Pauahlún o Bacab y asociado a los cuatro rumbos del universo, al trueno, a las montañas a la música, la ebriedad y al año que termina.

También están relacionados con algunos animales como el caracol marino, el mono araña, la tortuga y el zorrillo.

Además de las representaciones en variados soportes códices, vasijas, pintura mural, relieves en piedra, etc. Varias fuentes históricas y relatos indígenas contemporáneos.

Según el experto, el uso funerario de los platos policromos recuperados en Dzitbalchén podría relacionarse con la muerte del individuo vista como el final de un ciclo calendárico. Datan de alrededor de año 800 de nuestra era.

“El haberlos encontrado en la región de los Chenes junto a otras vasijas policromas similares confirma el hecho de que esa es la principal región de procedencia, donde seguramente existían varios talleres y desde donde se llevaban a diversas localidades del occidente peninsular como la costa norte de Yucatan”.

El nombre del Dios N se debe que las deidades mayas prehispánicas son entidades bastante complejas y con muchas características que se combinan de variadas formas.

Para diferenciarlas y tratar de ordenar su estudio los especialistas utilizan letras.

Noticia anterior

Inseguridad invade a los campesinos

Siguiente noticia

Con el más bajo índice delictivo

41 Comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *