Tribuna Campeche

Diario Independiente

Pone a la venta su colección de carritos para pagar su boda

Da click para más información

¿Qué estás dispuesto a hacer con tal de casarte? En Facebook un novio ilusionado puso a la venta su amada colección de carritos de Hot Wheels para poder pagar su boda y a cambio recibió comentarios de persona que, quizá con un machismo interiorizado, intentaron convencerlo de que no lo hiciera… porque no valía la pena.

SDP Noticias informa que el usuario Slicks, que regularmente publica contenido sobre coches y el “mundo tuerca”, compartió la historia de un chico llamado Manuel que estaba vendiendo una gran colección de Hot Wheels para poder costear los gastos de su boda.

En el post aparecía la cajuela abierta de un estacionado a la orilla de una avenida con un letrero que rezaba: “Vendo mis Hot Wheels para pagar mi boda”. En su publicación Slicks escribió que “qué sad” que Manuel tuviera que vender sus coches, insinuando que quizá no valía la pena el sacrificio. La historia se viralizó y se llenó de comentarios negativos.

“Si una mujer te permite o te obliga a vender tu colección de Hot wheels no vale la pena, evidentemente tú, tus intereses y tus gustos no le importan”, escribió una usuaria entre los miles de comentarios que ha acumulado el post hasta el momento de esta publicación. “No mms, ayúdenlo, seguramente lo están obligando”, comentó alguien más sin saber siquiera la realidad de la pareja.

Otras personas incluso cuestionaron la capacidad económica de Manuel además de la integridad de la mujer. “Por un lado Si tienes que deshacerte de algo tan preciado entonces no estás listo para esto económicamente para hacer una boda”, le dijo alguien.

Plumas Atómicas se contactó con Manuel para conocer a fondo su historia, pero hasta el momento no hemos recibido una respuesta. Sin embargo una buena colección de Hot Wheels puede ser bastante valiosa.

Por ejemplo, el famoso amante de los carritos de juguete Bruce Pascal cuenta con una de las colecciones más grandes, que incluyen 175 prototipos que nunca llegaron al comercio, valuada en un millón de dólares.