Inicio»Yucatán»Familias de pescadores yucatecos no pierden esperanzas

Familias de pescadores yucatecos no pierden esperanzas

0
Compartidos
Google+

Conforme pasan los días las historias en torno a los seis pescadores son reveladas poco a poco. La esperanza aún no muere para los familiares de los hombres de mar quienes esperan al menos encontrar sus cuerpos para darles cristiana sepultura.

Con la incertidumbre por no saber el destino de sus seres queridos, consanguíneos de los pescadores perdidos revelaron que uno de los dueños de las lanchas extraviadas se ha negado a prestarles ayuda a los familiares.

Catalino Yerbes Cruz, hermano de uno de los pescadores desaparecidos en altamar en la embarcación “Los Chatos”, informó que esperan encontrar los cuerpos para darles cristiana sepultura.

En la embarcación “Los Chatos”, de Progreso, la cual se extravió frente a las costas de Sisal llevaba a bordo a Hugo Alberto Hernández de la Cruz, de 32 años, Gustavo Noé Yépez Herrera, de 23 años y Gabriel Inclán Romero, de 29 años.

En “Pulmeros Costeros» de 25 pies de eslora viajaban Wilberth Gabriel Pastrana Muñiz, de 42 años, y José Luis Cervantes Couoh, de 38 y otro más que las autoridades no identificaron.

En entrevista en Progreso, dijo que a 14 días de la desaparición de la embarcación “Los Chatos”, él junto con otros pescadores salió con un barco grande “Cuauhtémoc Siete” para tratar de encontrar los restos de los pescadores pero todo ha sido inútil.

Confirmó que se han encontrado boinas y mantas contra el sol de la lancha pero ningún cuerpo, oran para que encuentren los restos para acabar con el sufrimiento de las familias que aún tienen la esperanza de que se encuentren con vida.

Denunció que el dueño de la nave, Felipe Jiménez Abimerhi se niega a brindarles ayuda a los familiares de los pescadores perdidos y ni siquiera hace el intento de ayudar en la búsqueda.

Por su parte, Ermilo Mena Abud, quien es dueño de la embarcación “Pulmeros Costeros”, en la que se perdieron otros tres pescadores aclaró que no es empresario pesquero.

Recordó que por amistad con uno de los tres hombres perdidos en altamar, dio prestado su pequeña embarcación con todos los elementos como chalecos salvavidas, agua y comida.

“Ese tipo de naves no son grandes, no tienen para equipos de radiocomunicación ni para GSP satelital, además solo pueden avanzar hasta 12 brazas sobre el mar no muy lejos de las playas”, comentó.

Consideró que lamentablemente es casi seguro que hayan fallecido pero que en lo personal solo prestó la nave, no es dueño de embarcaciones y solo conocía a uno de los tres.

A pesar de la intensa búsqueda a través de barcos más grandes, lanchas rápidas como avionetas todo ha sido infructuoso porque el mar se los ha llevado a otros litorales o tragado los restos, finalizó.

Noticia anterior

Fortuna les sonríe a jugadores yucatecos

Siguiente noticia

Reinauguran Centro de Desarrollo Comunitario