Inicio»Yucatán»Solventarían deuda histórica

Solventarían deuda histórica

0
Compartidos
Google+

El Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey) y el Gobierno del Estado celebraron un acuerdo para establecer en un plazo de 120 días un mecanismo para pagar la deuda histórica de dos mil millones de pesos que tiene el ejecutivo con ese organismo.

El director del Isstey, Ulises Carrillo Cabrera, aclaró que el gobierno de Rolando Zapata Bello, ha estado desde el mes de octubre de 2012 al corriente de los pagos que se tienen que hacer a la dependencia.

“El atraso de dos mil millones de pesos viene desde pasadas administraciones estatales que con el paso de los años se fue acumulando y que la presente administración va a saldar muy pronto”, aseguró.

Por ello, se estableció este acuerdo para que en un plazo de cuatro meses se decida la forma en que se realizará la aportación de ese atraso, y se resuelva este viejo asunto financiero, expuso.

Carrillo Cabrera, afirmó que el instituto tiene finanzas fuertes y sanas lo que da seguridad y tranquilidad a los 35 mil derechohabientes que cotizan a la institución.

 

reserva

“Tenemos una reserva de entre mil 800 a mil 900 millones de pesos lo que permite atender las necesidades de los derechohabientes”, subrayó.

“Cuando recibimos este instituto había un fondo de mil 50 millones de pesos que se ha incrementado a las cantidades ya descritas, porque insistimos, el Gobierno realiza puntualmente los pagos y eso permite tener un fondo para dar el servicio adecuado a los derechohabientes y sus familias”, apuntó.

“Puntualmente hemos recibido los pagos de la presente administración que está al día, pero el crecimiento de la deuda fue de otros gobiernos que tuvieron atrasos y no se pusieron  al corriente en sus aportaciones”, insistió.

 

CENTRO VACACIONAL

Por otra parte, informó que ejercieron 4.5 millones de pesos para la remodelación de 20 cuartos en el Centro Vacacional del Isstey en el Puerto de Abrigo, Yucalpetén.

Luego de la ocupación total de los cuartos en las pasadas vacaciones de Semana Santa, el hotel estará abierto en el verano y luego cerrará de noviembre a febrero, tiempo en el que se realizarán los trabajos de remodelación  y se abrirá hasta marzo de 2015.

“Se tendrá un nuevo restaurante, una sala para convenciones, teléfonos en las habitaciones, televisión con servicio de una empresa de cable nacional y se invertirán 20 millones de pesos en una segunda etapa del hotel”, adelantó.

Noticia anterior

Cautiva “Amor Pirata”

Siguiente noticia

Estudiantes rechazan cambio de secretario