Tribuna Campeche

Diario Independiente

Rescatan juegos yucatecos

Gobierno del Estado y el Ayuntamiento unen esfuerzos

El Gobierno del  Estado y el Ayuntamiento de Mérida unieron sus esfuerzos para evitar que los juegos y juguetes tradicionales yucatecos terminen en desuso entre las nuevas generaciones de niños y niñas que ahora dedican casi todas sus horas de juego a las consolas y tabletas.

El jefe de la Unidad Regional  de Culturas Populares de la Secretaría para el Desarrollo de la Cultura  y las Artes (Sedeculta),  Carlos Gómez Sosa, explicó que desde el año pasado unieron sus esfuerzos con el municipio para realizar el “Primer Encuentro de Juegos Tradicionales”.

Ese primer encuentro se realizó en el marco de la Feria Tunich, que organiza el Ayuntamiento y que en esta edición vuelve a ser la sede del “II Encuentro de Juegos Tradicionales”.

Expuso que durante este evento se busca que los niños y sus familias jueguen la “kimbomba”, “el tinjoroch”, el trompo y la chácara.

“Son parte de los juegos que jugamos nosotros como niños y que hoy como adultos vemos que ya son muy pocos los menores que los juegan, los propios artesanos de Dzityá que fabrican juguetes tradicionales como el trompo, yoyo y baleros, nos comentan que ya no los venden como antes”,  precisó.

El problema –continuó– es que esos juegos y juguetes han sido sustituidos por los videojuegos y las tabletas que si bien pueden entretener al menor, sin duda los aíslan del mundo exterior y no promueven la convivencia con otros niños e incluso con su propia familia.

“Está probado que el exceso de videojuegos perjudica los procesos de aprendizaje de los niños”.