Inicio»Yucatán»Tiende SSY cerco a “viuda negra”

Tiende SSY cerco a “viuda negra”

0
Compartidos
Google+

Debido a que en Tahdziú, Tzucacab y tres comisarías de Peto se ha registrado la presencia de la araña Latrodectus mactans, conocida popularmente como “viuda negra”,  la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) implementó esquemas de preventivos y de atención en la zona Sur contra posibles agresiones, informó el responsable del Programa de Zoonosis, Daly Gabino Martínez Ortiz.

El funcionario subrayó que desde el momento que se detectó a esa especie, el titular de la dependencia, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, instruyó que se garantice a la población de esa región la tenencia de al menos siete frascos del antídoto para atender al mismo número de personas en caso de sufrir alguna mordedura.

Martínez Ortiz aseveró que el secretario de Salud dispuso la coordinación con autoridades municipales para que se instalen esos protocolos por el  insecto venenoso. Entre las acciones destacan la fumigación por parte de los ayuntamientos de viviendas y sitios en riesgo de tener alguno de esos ejemplares, y la atención oportuna de pacientes en unidades de referencia tales como los Hospitales Generales “Doctor Agustín O’ Horán” y de Valladolid, así como el Centro de Salud de Peto.

Cada uno de esos nosocomios ya cuenta con el antídoto específico para contrarrestar la intoxicación. Asimismo se tiene la capacidad para atender mordeduras por las serpientes cascabel, nauyaca, cuatro narices, huolpoch y coralillo.

Puntualizó que el pasado 23 de julio en las instalaciones del Centro de Salud de Peto se llevó a cabo la capacitación de los médicos de las unidades de salud de los municipios de Tahdziú, Tzucacab y Peto. En ese sentido el personal podrá identificar un posible ataque por este insecto y saber cómo actuar ante un Latrodectismo o síndrome de envenenamiento por mordedura de la araña Latrodectus.

Asimismo, se trabaja en la capacitación del equipo humano especializado para detectar manifestaciones características del toxosíndrome que se desarrolla cuando la sustancia se distribuye por la circulación linfática.

Al describir las consecuencias en los humanos, y sus secuelas, el funcionario señaló que la lesión puede ser imperceptible y presentarse en la piel círculos concéntricos.

Destacó que el veneno provoca cuadros de envenenamiento severo en los humanos, con secuelas importantes, incluso, la muerte.

Por lo tanto es importante que se tenga en consideración la aparición de los siguientes signos posteriores a la mordedura, como el periodo de latencia de 10-30 minutos y la presencia de dolor local de tipo espasmódico en miembros inferiores y región lumbar.

Indicó que al transcurrir dos horas a la inoculación del veneno, el paciente puede tener cefalea, náuseas, escalofrío, parestesias locales y generalizadas, mialgia, artralgia y diaforesis intensa. Asimismo, dolor abdominal y contracturas de los músculos abdominales, así como priapismo.

Después de la picadura, se recomienda que la víctima guarde reposo absoluto ya que una situación de hiperactividad pudiera acelerar la distribución de la sustancia tóxica por la circulación linfática. El colocar torniquete no evita que continúe la dispersión del veneno por lo que  recomendó no aplicarlo. De igual forma el paciente no deberá ingerir bebidas alcohólicas ni estimulantes.

Finalmente exhortó a la población a trasladar a la persona al hospital más cercano donde se cuente con el faboterápico específico para el Latrodectismo y, de preferencia, llevar la araña responsable del envenenamiento lo más íntegra que se pueda para determinar la dimensión, color y marcas características.

Noticia anterior

Quieren mesas y bancas techadas para las canchas de San Román

Siguiente noticia

A prisión, sujeto que derribó una escultura