Tribuna Campeche

Diario Independiente

Comuna sancionará a los dueños de las casonas: Pinzón M.

El Ayuntamiento de Mérida multará a varios de los dueños de los predios en riego que hicieron caso omiso a los requerimientos de la autoridad para darles mantenimiento, informó el director de Gobernación, Rafael Pinzón Miguel.

En entrevista, el funcionario municipal anunció que se girarán dos procedimientos de multa, mientras que existen dos más que están en proceso de ser enviados.

“Las sanciones se deben a que en todos los casos los predios representan un riesgo para transeúntes y automovilistas que circulan por donde existen casonas abandonadas en el Centro Histórico de la capital yucateca”, sostuvo.

Y es que agregó que los dueños hicieron caso omiso a las peticiones de las autoridades de rescatar sus propiedades y por ello serán sancionados.

“Estas multas oscilan alrededor de los mil 800 y dos mil pesos y estamos definiendo a cuántas personas se les aplicará la sanción en breve”, detalló.

Asimismo, advirtió que aunque en caso de que haya una reincidencia, “la penalización sería más cuantiosa y eso es lo que estamos analizando jurídicamente”.

Por otro lado, indicó que en breve iniciarán los procedimientos en los 200 predios catalogados como de riesgo latente, en los cuales se verificará en qué situación se encuentran.

Pinzón Miguel aclaró que la Comuna meridana desde el 2012 inició una investigación para saber cuántas casonas se encontraban en formas irregulares y abandonadas en el primer cuadro de la capital yucateca.

“Se detectaron 500 y de esas 29 están a punto de derrumbarse, se colocaron protectores de madera para proteger la vida de ciudadanos que pasan por esos sitios pero son los dueños los que tienen que actuar inmediatamente”, sostuvo.

Insistió que la mayoría de las casonas abandonadas se encuentran con problemas legales de herencia, están intestadas, hay conflictos familiares y de ahí el abandono.

“No olvidemos que varios de los inmuebles eran muy cómodos para los inquilinos toda vez que había tranquilidad para las familias porque no había mucho con el de ahora, y pues fue uno de los tantos motivos  por lo que fueran dejadas”, comentó.

Finalmente, dijo que el Gobierno del Estado apenas va descubriendo el problema de las casonas, pues el Ayuntamiento meridano comenzó a atenderlo desde hace dos años y “no con intereses partidistas sino con razón jurídica”.