Inicio»Yucatán»Kots Kaal Pato, sin registro histórico

Kots Kaal Pato, sin registro histórico

0
Compartidos
Google+

Urge establecer reformas jurídicas para regular el daño a animales durante festividades tradicionales que en la entidad se realicen, sin afectar las costumbres del lugar, aseveró el especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán, Ángel Góngora Salas.

Aseveró que todo parece indicar que el ritual denominado “Kots Kaal Pato”, que se efectúa en Citilcum, comisaría de Izamal, pues no hay un registro histórico en torno a esta práctica.

“De las costumbres que prevalecen en Yucatán sólo está el Kots Kal Tzó, degollamiento de pavos, que se realiza en Dzitás, en la cual son numerosas las investigaciones efectuadas”, por lo que las referencias son diversas.

Reprobó el sacrificio animal, en especial la que se practica en tal comisaría, dada la forma en la que se trata a diversas especies, tal el caso de patos, zarigüeyas, e iguanas, principalmente.

“No sabía de la existencia del Kots Kaal Pato, por lo que debe de ser una actividad reciente”, resaltó el investigador, al lamentar la forma en que se sacrifica a los patos, los cuales son amarrados en un madero y las personas buscan arrancarle la cabeza. Consideró que se trata de una actividad moderna, ya que se emplean piñatas, objetos que en ninguna ceremonia maya se le utiliza.

Lo peor del caso, es que en el interior de estos objetos hay zarigüeyas e iguanas, las cuales son recolectadas una noche antes.

Señaló que las piñatas son golpeadas con maderos, por lo que son numerosos los animales que mueren, y los que sobreviven, al pretender huir son perseguidas y al atraparlas, se les mata.

“Es lamentable el daño y la matanza a los animales”, expresó al coincidir con las diversas organizaciones gubernamentales, tanto nacionales como extranjeras, para evitar el sacrificio de las especies.

Por ende, consideró de necesario hacer una reforma de la Ley de Protección a la Fauna del Estado de Yucatán, para que el rubro de maltrato animal se incluya los casos de las prácticas tradicionales.

Todo ello, sin afectar las costumbres de arraigo que se efectúan en la entidad, ya que ante todo se busca la preservación de la identidad.

Noticia anterior

Pintor oaxaqueño exhibe obras en Yucatán

Siguiente noticia

Aceras del Centro de Mérida, un peligro

58 Comentarios