Inicio»Yucatán»Millonarias pérdidas en el sector pesquero

Millonarias pérdidas en el sector pesquero

0
Compartidos
Google+

Pérdidas superiores a los 150 millones de pesos debido a una baja sensible en la captura del mero, ha sumido en una difícil situación económica a miles de pescadores ribereños de la costa yucateca, informó José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Centro-Poniente del Estado.

La baja en la biomasa de la especie ocasionó la paralización del 80 por ciento de las cinco mil 500 embarcaciones ribereñas.

Además, de 500 lanchas que forman la flota mayor el 60 por ciento está varado, por lo que cientos de hombres de mar se encuentran ahora desempleados.

“Desde el 15 marzo cuando inició la temporada, luego de un mes de veda, hasta junio, sólo se ha captado cerca de mil toneladas, lo que hace incosteable la actividad, y para no continuar con las pérdidas económicas la mayoría de las embarcaciones se encuentran amarradas en los muelles”, subrayó.

Añadió que de marzo a junio del año pasado ya se habían alcanzado dos mil toneladas, sin embargo, dijo, cada vez disminuye más la captura del producto en el litoral yucateco y no se ha recuperado desde que se reanudó su captura después de la veda.

El mero en tierra cuesta 130 pesos el kilogramo y en el mercado local hasta 250 pesos, incosteable para la mayoría de los consumidores.

De los 12 mil pescadores, el 80 por ciento suspendió la captura con la esperanza de que con las lluvias de estos días se remueva el lecho marino y ayude a que el mero se acerque a la superficie.

“Las pérdidas ascienden a más de 150 millones de pesos para todo el sector pesquero, incluso no hay demanda en el mercado local ni nacional de este producto fresco, lo que también afecta a la actividad”, reiteró.

Carrillo Galaz recordó que de marzo de 2014 a febrero de 2015, lograron captar unas siete mil toneladas con una derrama económica de 400 millones de pesos.

Explicó que a partir del próximo año, la especie marina tendrá dos meses de veda en lugar de uno, como fue por muchos años, para dejar que se reproduzca y se recupere esa importante pesquería.

El líder de los pescadores citó también que desconoce los motivos por los cuales el mero está escaseando en las aguas yucatecas.

“Ahora es buen tiempo para salir a pescar, pero no hay condiciones para trabajar ante la poca captación; los barcos grandes y pequeños llegan con poco alimento o a veces sin nada”, concretó.

A la crisis del sector se suma que las personas ya no consumen pescado en estas fechas como sucede en Cuaresma y Semana Santa.

En cuanto a la langosta, indicó que su captura inicia el primero de julio próximo y concluye el 28 de febrero de 2016, con una meta de 220 toneladas de cola y 400 toneladas enteras.

“Participarán dos mil pescadores del oriente del Estado, específicamente de Río Lagartos, San Felipe, El Cuyo, Tizimín y Dzilam de Bravo”, aclaró.

En cuanto al pulpo destacó que la temporada comienza el primero de agosto y concluirá el 15 de diciembre, aunque aún no se ha fijado su meta.

Noticia anterior

Campo mexicano está en paz y trabajando: Sagarpa

Siguiente noticia

Bloquean carretera Chicbul-Sabancuy