Inicio»Yucatán»Legislativo cuesta casi 500 millones de pesos al erario

Legislativo cuesta casi 500 millones de pesos al erario

0
Compartidos
Google+

El trabajo de la LX Legislatura estatal tuvo un costo cercano a los 500 millones de pesos correspondientes a su presupuesto, recursos que sirvieron para pagar el salario de los 25 diputados y la planilla de trabajadores del Poder Legislativo.

En los tres años de Legislatura, cada uno de los 25 legisladores yucatecos se obtuvo ingresos por tres millones 376 mil 800 pesos, correspondientes al total de sus salarios anuales, que incluye apoyos parlamentarios, vales de despensa y gasolina.

Al año tan solo de dieta el sueldo fue de un millón 125 mil 600 pesos, más 125 mil 160 pesos correspondientes a 40 días de aguinaldo y la parte proporcional del primer año que fue 43 mil 806 pesos, más la parte proporcional que este 2015 recibirán. En suma cada uno se llevará a los bolsillos tres millones 590 mil 766 pesos.

Si el legislador representó además a su bancada, o bien, presidió alguna comisión, le corresponde un dinero extra por dichas funciones.

El ingreso diario de cada legislador asciende a tres mil 129 pesos. En el año 2012 cuando inició la legislatura por finalizar, cada uno recibió parte proporcional de aguinaldo, 43 mil 806 pesos, sin contar las demás prestaciones.

Cada diputado percibe al mes 93 mil 880 pesos al integrar los 44 mil 880 pesos que reciben de dieta, 34 mil de apoyo parlamentario, seis mil de vales de despensa y nueve mil de vales de gasolina. De tal forma que, al día, el ingreso de que cada uno es de tres mil 129 pesos.

La LX Legislatura se conforma por 25 legisladores, de los cuales 15 son del Partido Revolucionario Institucional (PRI), siete del Partido Acción Nacional (PAN), dos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y uno del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Tomando en cuenta las solicitudes de licencias y renuncias, el dinero se dividió, pues los suplentes recibirán las últimas dietas y partes proporcionales, aunque existen acuerdos para que se compartan los ingresos con los diputados propietarios.

 

CONTRASTES

La LX Legislatura vivió una serie de contrastes, pues además de los pleitos internos entre las bancadas, el actual presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Luis Hevia Jiménez, se mantuvo como el principal declarante y quien opinaba de los temas que se abordaban en las sesiones y reuniones de trabajo.

En pocas ocasiones los demás legisladores priistas accedían a una entrevista, pues en varias ocasiones manifestaron desconocer el tema que se les preguntaba.

Las fracciones de lospartidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Verde Ecologista de México (PVEM), tuvieron una participación de acuerdo a los ideales de su instituto político.

El presente Congreso yucateco aprobó 408 leyes y reformas, ordenamientos de impacto social, económico, de salud y educativo, e incluyendo las de ingresos de los 106 municipios, que cada año se autorizan como parte de los presupuestos de egresos.

Alguna de ellas son: Ley de Fomento al Uso de la Bicicleta en el Estado de Yucatán, Ley para la Prevención y Control del Virus de Inmunodeficiencia Humana, Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida y otras Infecciones de Transmisión Sexual del Estado de Yucatán; además de la Ley de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán, Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia del Estado de Yucatán.

 

ALCALDES ACUDEN AL CONGRESO

Por otro lado, los alcaldes de Telchac Puerto, José Humberto Marrufo Ramírez y de Ixil, José Efraín Aguilar Moguel, respectivamente, presentaron ayer ante la Oficialía de Partes del Congreso del Estado una iniciativa de acuerdo conciliatorio que delimite las fronteras entre estos municipios.

Es la primera vez que se presenta un procedimiento de este tipo en el Estado y la petición se fundamenta en el artículo quinto transitorio de la Ley de Gobierno de los municipios de Yucatán, que establece que los límites intermunicipales se conservarán de conformidad a los actualmente existentes, hasta en tanto el Congreso del Estado emita el decreto correspondiente.

En entrevista, los munícipes explicaron que ante la falta de certeza jurídica los habitantes no saben con exactitud a qué municipio pertenecen y por consiguiente en qué localidad deben pagar sus impuestos así como solicitar algún tipo de servicio.

Reconocieron que debido al crecimiento urbano, los asentamientos irregulares de tiempo atrás y la enajenación de tierras, el desarrollo no ha sido ordenado en la zona que divide la frontera entre las localidades mencionadas.

Noticia anterior

Arrollan a motociclistas

Siguiente noticia

Gina Peña organiza un reencuentro amistoso

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *