Tribuna Campeche

Diario Independiente

Varada, denuncia de ex obreros de la Pino

Ante la lentitud de la denuncia penal que presentaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) hace más de un año contra el dueño de la embotelladora que elaboraba Soldado de Chocolate y la Sidra Pino, Víctor Erosa Lizarraga y el estancamiento del juicio laboral que llevan contra de dicha empresa desde 2011, ex obreros preparan ya una serie de movilizaciones en la capital yucateca.

Ha pasado casi un lustro desde que estalló la huelga en la Embotelladora de Refrescos Pino, S.A. de C.V., lo que llevó a su posterior cierre, sin que la denuncia penal ante la PGR avance pues ha quedado estancada.

Como se recordará, en agosto de 2014, el secretario de Organización del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Embotelladora, Antonio Mercado Herrera, presentó una denuncia por fraude y abuso de confianza, contra Erosa Lizarraga donde lo acusó como uno de los culpables del cierre de la industria refresquera en octubre de 2010.

El pasado 16 de julio, el empresario reapareció en público pese a contar con una denuncia penal, tras varios años de no hacerlo, para culpar al sindicato de la quiebra de esa factoría.

Y es que el tres de enero de 2015, durante la conmemoración de un aniversario más por la muerte de Felipe Carrillo Puerto, en el Cementerio General, el delegado de la PGR en Yucatán, Juan Manuel León León, confirmó a TRIBUNA la denuncia contra Erosa Lizarraga.

En ese entonces, el funcionario dijo que el MPF lo citaría para deslindar responsabilidades y que se haría justicia, lo que hasta septiembre de 2015 no ha sucedido.

Ante visos evidentes de impunidad, los ex trabajadores protestaron hace unos días en Palacio de Gobierno para exigir su liquidación.

En ese lugar, el vocero de los inconformes, Pedro Noh González, dijo que piden al Gobierno del Estado, sea el intermediario para que la PGR cite al empresario pues nunca lo ha hecho.

“Nos atendió un asistente de la Subsecretaría de Gobierno, pero solo nos dijo que recibirían nuestro caso”.

Subrayó que ya no quieren tratar con asistentes, pues desean dialogar con el gobernador Rolando Zapata Bello o con el secretario general de Gobierno, Roberto Rodríguez Asaf. Detalló que les adeudan 25 millones de pesos entre salarios caídos, fondo de caja de ahorro, prima vacacional y aguinaldos.

Advirtió que están en pie de lucha pese al cansancio y desesperación porque no hay justicia, por lo que aseguró que continuarán con sus acciones.

Anunció una marcha en los próximos días, en el Centro Histórico para llamar la atención de los ciudadanos.