Tribuna Campeche

Diario Independiente

Crece adicción a los juegos de azar

La ludopatía es una enfermedad que cada día crece más en el Estado, ante la facilidad de tener acceso a los juegos y a personas que se aprovechan de la condición de los adictos para ofrecerles dinero, señalaron integrantes del grupo Jugadores Anónimos “Vuelve a Vivir”.

Al dar a conocer las actividades con motivo de su tercer aniversario, manifestaron que la ludopatía es tan grave que las personas que la padecen buscan en todas partes donde conseguir dinero para continuar apostando.

Aunque negaron que existan mafias que se aprovechen de los adictos al juego, reconocieron que hay comercios a las afueras de los casinos que ofrecen dinero las 24 horas del día.

“Desgraciadamente, en el momento en que pierdes el juicio, tratas de ver cómo logras más dinero, la gente se aprovecha, de momento se te acercan y te dicen te compro la alhaja, el reloj y vas cayendo”, expuso María Elena, jugadora anónima e integrante del grupo.

“Por lo regular cerca de los clubes existen puestos de empeños las 24 horas. Los centros funcionan todo el día y en momento de desesperación buscas dónde conseguir más dinero para que pienses recuperar lo que perdiste, pero no lo recuperarás, lo harás cuando dejes de acudir a esos lugares”.

Por su parte, el subdirector de Salud Mental de los Servicios de Salud de Yucatán (SSY), Manuel Ruiz Mendoza, coincidió en que no puede asegurar que exista una mafia detrás de los ludópatas.

“Es responsabilidad de cada quién el dejarse llevar por un problema tan grave. Yo no puedo asegurar de que exista alguna mafia”.

“Mucha gente inocente y joven están cayendo en una adicción. La ludopatía no se cura, se controla y por eso hay que estar muy alerta. Sálvense aceptando que después de tres horas ya no estás jugando normal, sino con una adicción y un problema y si no lo aceptas te irás al fondo”, destacó María José.

Integrantes del grupo expusieron que la presión llega a ser tan fuerte que los adictos buscan cualquier manera obtener más dinero para seguir y si no lo obtienen caen en depresión, hasta en el intento de suicidio.

La única forma de recuperarse de la enfermedad es reconocer que son adictos y solicitar ayuda a grupos como “Vuelve a Vivir”.

“La ludopatía es un problema muy grave para nuestra sociedad. Cuando las personas se vuelven adictas pierden el juicio y el control y eso en ocasiones genera conflictos serios en las relaciones familiares y laborales”.

También pueden ser adictos quienes sin control juegan en sus celulares, en Internet y los videos juegos, y el fácil acceso a éstos hacen que más gente se esté convirtiendo en ludópatas desde muy temprana edad.