Inicio»Yucatán»Mujer violentada demanda justicia

Mujer violentada demanda justicia

0
Compartidos
Google+

Cansada de las difamaciones y amenazas de su ex marido, Carlos Amílcar Esquivel Patrón, Roxana Meyer Veliz exigió a las autoridades estatales el amparo de la justicia para que su integridad física sea respetada, además de que la custodia de sus dos hijos sea exclusivamente de ella.

En conferencia de prensa en el café del Teatro “José Peón Contreras”, detalló  que 12 años estuvo casada con Esquivel Patrón, con quien tiene una hija de siete y un varón de cinco años de edad.

Resaltó que durante el tiempo que duró el vínculo matrimonial, fue víctima de golpes, humillaciones, maltrato psicológico de parte de su ex marido, hasta que se divorciaron.

Detalló que las autoridades del Poder Judicial le concedieron la custodia de sus dos hijos, y ordenaron que su ex marido tenga derecho a ver a los niños una vez por semana.

Sin embargo, aclaró que se opuso porque considera que su ex esposo tiene graves problemas psicológicos, por lo que teme que les cause daño traumático a sus hijos, por ello se ha negado a compartir la custodia.

Denunció que ante esa situación, Esquivel Patrón se ha dedicado a difamarla, ofenderla, calumniarla a través de medios de comunicación, dejándola mal ante la opinión pública.

Abundó que su ex marido es odontólogo y trabaja en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la capital yucateca y a pesar de sus denuncias contra Esquivel Patrón, en la Fiscalía General del Estado (FGE) nunca han procedido.

“Ya estoy cansada de tanta humillación, una jueza que lleva nuestro caso le ordenó a mi ex pareja que se sometiera a una prueba psicológica y lo rechazó”, subrayó. Relató que la jueza le volvió a ordenar la prueba psicológica pero ahora a los dos.

“Ya presentamos dos pruebas, sólo estamos en espera que nos den los resultados para que la jueza determine si hay custodia compartida o no”, insistió.

De igual forma, afirmó que tiene temor de que algo le suceda a ella como a sus dos hijos, por ello ha insistido en la Fiscalía para que procedan las denuncias penales contra su ex cónyuge.

Si la jueza ordena una custodia compartida, acatará la resolución, pero está segura que su ex marido tiene serios problemas psicológicos, y que no lo logrará.

Noticia anterior

Niños enferman por consumir leche caducada

Siguiente noticia

Exitosa jornada quirúrgica

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *