Inicio»Yucatán»Traicionan diputados de la entidad a sector turístico

Traicionan diputados de la entidad a sector turístico

0
Compartidos
Google+

Empresarios del ramo turístico culparon a los diputados federales priístas de Yucatán, de ser los responsables de los cobros adicionales por teléfonos celulares y equipo de cómputo en las zonas arqueológicas abiertas al público, que llevará a cabo el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), al avalar la Ley de Ingresos de la Federación.

Abordados por separado, Jorge Escalante Bolio, presidente del Consejo Empresarial Turístico de Yucatán (Cetur), y Rosa María Sánchez Cordero, presidenta de la Asociación de Agencias Promotoras de Turismo en la entidad, denunciaron lo anterior, a la vez que lamentaron la “traición” de los legisladores federales yucatecos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En primer plano, Escalante Bolio lamentó la actitud de los representantes de  los partidos políticos al aprobar el cobro de 45 pesos adicionales por el ingreso de cada aparato electrónico a las ciudades mayas, además de una inspección minuciosa de los bolsos u mochilas de las personas, con tal de detectar dichos equipos electrónicos y obligar al pago por los mismos.

“Con el voto a favor de Liborio Vidal Aguilar, Felipe Cervera Hernández, Lucelly Alpízar Carrillo, Francisco Torres Rivas y Pablo Gamboa Miner, se afectará a los prestadores de servicios turísticos y a visitantes”, denunció.

Expuso que no tomaron en cuenta el daño que causará ese cobro a la imagen turística del Estado, principalmente a los visitantes internacionales, cuando votaron a favor de estas nuevas medidas que pretende llevar a cabo el INAH.

Por su parte, Sánchez Cordero dijo que las agencias cuentan con personal que realiza los recorridos, junto con los visitantes, en Chichén Itzá, Uxmal y Dzibilchaltún, por lo que les perjudica esta nueva acción.

“Las 45 agencias de viajes de la agrupación cuentan con guías de turistas que reciben un sueldo y con el cobro adicional de los 65 pesos, tendríamos que absorber ese pago que me parece injusto”, explicó.

Se pronunció en contra y consideró que ante la caída internacional del precio del petróleo se desplomó la economía nacional, y para obtener ingresos emergentes la Federación pretende esas nuevas cuotas en las ciudades precolombinas que tan sólo en Yucatán sería 121 millones de pesos el monto que se llevaría el INAH.

De acuerdo con la dependencia federal, el cobro de acceso tan solo en Chichén Itzá es de 64 pesos y establece que el Gobierno del Estado, a través de la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán, cobre una admisión general adicional de 160 pesos para los visitantes por concepto de aprovechamiento del Parador Turístico del Patronato de las Unidades Culturales y de Servicios Turísticos (Cultur).

Para los mexicanos que se acrediten mediante identificación oficial será de 86 pesos de boleto en esa ciudad maya y la cifra de la parte federal no varía.

En relación a la revisión de mochilas habrá molestias tanto para el turista nacional, como el extranjero, “existen protocolos de seguridad en las urbes precolombinas, por lo que son extremas estas disposiciones federales”.

“No estamos de acuerdo, esperemos que eso no signifique una baja presencia de turismo, sobre todo internacional, pero sí afectaría las visitas guiadas que son varias todos los días de la semana”, asentó.

Finalmente, dijo que aún falta que entre en vigor este año el cobro por el ingreso al espectáculo de luz y sonido Noches de Kukulcán, “otro pago adicional a los turistas que afectará seriamente la imagen turística de Yucatán”.

Noticia anterior

Trato digno a los pacientes es una prioridad médica

Siguiente noticia

Garantizan cupos para siguiente ciclo escolar

1 Comentario