Inicio»Yucatán»Adjudicación gratuita de Ucú debe aclararse

Adjudicación gratuita de Ucú debe aclararse

0
Compartidos
Google+

El diputado local del Partido de la Revolución Democrática (PRD), David Barrera Zavala, manifestó que los gobiernos Federal y Estatal tienen la obligación de aclarar la supuesta “adjudicación gratuita” de 154 hectáreas en Ucú al joven quintanarroense, Manuel Alberto Guillermo Molina.

Consideró que la entrega de esta tierra representa una burla para los ciudadanos, en especial para los ejidatarios quienes siempre son los más perjudicados durante los procesos de compra-venta y expropiación de sus terrenos.

“Es de todos sabido que a los ejidatarios siempre les mal pagan por sus tierras aunque no se diga cuánto. Además, me parece increíble que todavía exista este tipo de situaciones donde de manera por demás burda se adquirieron extensiones de tierra supuestamente a título gratuito”, lamentó.

Como hemos informado, el delegado en Yucatán del Registro Agrario Nacional (RAN), Cástulo Ramírez García, informó que sí existe la operación que hizo que Manuel Alberto Guillermo Molina, de 26 años de edad y originario de Quintana Roo, hoy sea propietario de 630 predios que suman 154 hectáreas en el municipio de Ucú.

Este hecho fue dado a conocer en su columna de El Universal, por Ricardo Alemán, quien denunció que “gracias a una posible componenda entre autoridades federales y los gobiernos de Quintana Roo y Yucatán –y por artes nada claras–, le regalaron 156 hectáreas de tierra propiedad de la nación a un joven de sólo 26 años de edad. El regalo incluye casi en su totalidad a Ucú, Yucatán”.

Barrera Zavala señaló que este caso es por demás raro, por lo que las autoridades federales y estatales deben aclarar lo antes posible esta situación, como tantas que se han dado y que no deben quedar en el olvido.

“Los yucatecos y en este caso los ciudadanos de la zona de Ucú merecen respeto. La autoridad está obligada a aclarar la situación lo antes posible”, insistió.

El columnista también denunció que “Mientras muchos se tragaron el escándalo engañabobos del predio de Tajamar, en Cancún, pocos saben que a lo largo de 2015 –y siempre de manera silenciosa–, se produjo la adjudicación “legal” de 630 predios que suman 154 hectáreas, al joven Manuel Alberto Guillermo Molina, de solo 26 años”.

“Este joven no pagó un solo centavo por esa fabulosa cantidad de tierras que, como se pueden imaginar los mal pensados, es ideal para hacer el negocio de la vida”.

El también ex dirigente del PRD en Yucatán, lamentó que este tipo de negocios ilícitos sigan registrándose en la entidad, afectando siempre a los que menos tienen como son los ejidatarios y habitantes del municipio de Ucú.

Noticia anterior

Retienen a sujeto por atraco a dos estudiantes

Siguiente noticia

Huye Fernando Sadek Abad