Tribuna Campeche

Diario Independiente

Detectan más anomalías en gobierno de Rolando Zapata

Documentan compras ‘fantasma’ y recursos no ejercidos que eran para mejorar en Psiquiátrico

Las irregularidades que se han documentado, específicamente en el Hospital Psiquiátrico de Yucatán, son tan graves que la Auditoría Superior de la Federación ya ha ordenado abrir un expediente y realizar una auditoría a la Secretaría de Salud de esta entidad encabezada por Jorge Mendoza Mézquita.

Así lo expuso el senador yucateco, Daniel Ávila Ruiz, quien consideró que este hecho debería de obligar al gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, a separar de su cargo al titular de Salud en la entidad, pues su trabajo y credibilidad quedan en entredicho con esta nueva serie de irregularidades y la negligencia con la que se ha conducido en el tema del Psiquiátrico.

“Entre la amplia documentación que se consideró para iniciar una auditoría al desempeño de Mendoza Mézquita se cuenta con una factura con la que se pretende justificar el pago de 465 mil pesos  que se erogaron, entre otras cosas, para la compra de mil pares de zapatos, el detalle es que en el Hospital Psiquiátrico solo hay 106 internos”

Además, durante la inspección realizada no fueron encontrados los mencionados zapatos por ningún lado.

“Estamos hablando de un caso que podría estar ligado con compras fantasmas o compras falsas por parte del Gobierno de Rolando Zapata Bello, que sólo buscan respaldar la salida de un dinero cuyo destino no está nada claro y hay pruebas documentadas”, subrayó el legislador.

De igual forma, lamentó que el pasado 29 de marzo el Gobierno del Estado devolviera a la Federación 2.8 millones de pesos de la Secretaría de Salud que no ejerció a pesar de estar etiquetados para la administración y mantenimiento de ese Hospital el cual tiene muchas carencias.

“Y acá está el documento que lo comprueba y es algo absurdo, pues en el sitio no hay

mosquiteros, hay una evidente falta de mantenimiento en todas las instalaciones y aún así se dan el lujo de devolver recursos federales que estaban destinados para esas acciones”, añadió.

Cabe destacar, que según la ley, para regresar este recurso correspondiente al ejercicio 2015, se tenía como fecha límite hasta 15 días después del 31 de noviembre de este año, lo que hace más absurdo el hecho de que el gobierno yucateco devuelva esos recursos, precisó.

“Recordemos  también el caso del hospital de Ticul y el de Tekax que hoy por hoy son dos elefantes blancos y que siguen abandonados y sin funcionar y que la responsabilidad directa también es del mencionado secretario de Salud de Yucatán”, abundó.

Por esa razón, reiteró que el gobernador Rolando Zapata Bello debe dejar de defender lo indefendible y debe remover de su cargo a Mendoza Mézquita y poner en su lugar a alguien que sí pueda resolver los graves problemas que tiene el Hospital Psiquiátrico y pueda cumplir con el encargo de ser un verdadero garante de la salud de los yucatecos.

A esta nueva denuncia, hay que agregar otras pendientes como las irregularidades por 30 millones de pesos que la misma Auditoría Superior de la Federación detectó en el Fondo Federal para la Seguridad Pública de los Estados y el programa “Escuelas de Tiempo Completo” que tampoco han sido aclaradas.