Inicio»Yucatán»Nuevas pruebas de acoso a familia de taxista asesinado

Nuevas pruebas de acoso a familia de taxista asesinado

0
Compartidos
Google+

La familia del taxista Luis Alberto de Jesús Lara Acosta, quien fuera brutalmente asesinado a puñaladas en octubre del año pasado mientras daba un servicio en las inmediaciones de Kanasín, entregó nuevas pruebas de la presión que son objeto para que se desistan de la demanda que la viuda Karina Lezama Pérez, interpuso para recibir una pensión.

En un audio entregado a Telemar Yucatán por la familia del taxista, deja en evidencia la forma en cómo el encargado del despacho del gobernador Rolando Zapata Bello, Sergio Vadillo Lora, busca “negociar” con la esposa del malogrado taxista, Karina, para tratar de que el caso no llegue a los tribunales.

En una conversación telefónica que dura más de 35 minutos, Vadillo Lora, quien es cuñado de la propietaria de la concesión Silvia Irene Correa Mendoza, casada con Diego Vadillo Lora, quien hasta hace poco también era funcionario de Zapata Bello, insiste en reiteradas ocasiones ante la viuda que los abogados que ven su caso en realidad no la van a ayudar.

“Van a quedarse con el 70 por ciento de lo que logren sacar en el juicio”, les expone, por lo que lo mejor para ella y su familia es que aceptaran un “acuerdo entre nosotros”.

Así, a lo largo de varios minutos, el colaborador de Zapata Bello habla de cantidades para llegar a un arreglo que iban de los siete mil a los 20 mil pesos, hasta que la viuda se queja de que durante ocho meses la dueña del taxi (la cuñada de Vadillo) solo le dio vueltas al asunto y nunca la ayudó y ahora intentan “comprarla”.

“Bueno doña Karina, le voy a decir una cosa, yo vengo a hablar en buen son, no vengo a comprar a nadie, yo vengo a tratar de arreglar, y como dije en un principio si a usted no le parece, mire, muchas gracias señor, yo agarro y digo de nada doña Karina; no, no quiero que malinterprete que vengo a comprar ni nada de eso”…

“Yo vine hasta la puerta de su casa… ¿Y a usted de que le toca doña Silvia? …es mi pariente, es mi cuñada (responde la viuda), entonces yo vengo hasta la puerta de su hogar, humildemente a tratar de arreglar como le digo, Julio, Arely, a usted, muchas gracias joven no me interesa su propuesta, sáquese, con permiso está bien”.

“Oh puede ser oiga mire está bien vamos a negociar, ya para que se acabe todo este problema; es lo único que yo vengo a proponer doña Karina, no vengo ni a criticar, ni a mentir ni a decir ni nada por el estilo, ni mucho menos me gustaría que se contamine, entonces yo le pregunto a usted, ¿le interesa llegar a un arreglo?  —“la verdad de esa manera no (responde la agraviada)”.

 

OFRECE

“20  mil me está dando, y 10 mil que tiene allá, 30 mil pesos me está dando nada más”, reclama la viuda.

“Okey, ¿cuánto le interesa hasta llegar a un arreglo?”, insiste el servidor público. “Lo que supuestamente está estipulado, simple y sencillo, apegarnos a la ley”, reitera Karina.

“No, pero es que no podemos entrar a la ley, porque si entramos en ley, yo le voy a decir: es que no era trabajador, era una persona que pagaba una renta”, responde Vadillo Lora.

“Vamos a ir a pleito laboral, es lo mismo porque qué va a pasar. Por ejemplo, se meten los pagarés que tenía firmado su esposo, se meten las pruebas, se mete ya a un tema legal, porque así como entran de palabra, pues igual hay pruebas de lo que firmó su esposo, ya entramos a una prueba, otra prueba, y nos vamos a un pleito”, advierte Vadillo Lora.

En ese tenor sigue la conversación por varios minutos, pero la esposa del taxista asesinado no se deja convencer, y decide buscar el apoyo de Telemar Yucatán, para dar a conocer el chantaje del que fue objeto por parte de Vadillo Lora.

Como le hemos informado, al final los familiares decidieron interponer una denuncia ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para que la dueña de la concesión, pariente de Vadillo Lora,  les pague una pensión que no recibieron porque Alberto no estaba dado de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Se espera que la primera audiencia se registre en septiembre próximo, de acuerdo con lo que informó a Telemar el abogado de la familia Martín Méndez Vargas.

Tras la muerte del taxista salió a relucir que éste no estaba dado de alta en el IMSS por parte de la propietaria de la concesión, además de que no contaba con seguro de vida, por lo que la aseguradora del vehículo se deslindó del asunto.

Noticia anterior

Pretendió llevarse a su vástago a la fuerza

Siguiente noticia

Capacitación sobre el Sisjupe será constante en este sexenio