Inicio»Yucatán»Violencia sin control

Violencia sin control

0
Compartidos
Google+

La violencia en Yucatán aumenta de manera preocupante por falta de programas para aminorarla, lo que es secuela del desinterés del gobernador Rolando Zapata Bello, pues tan solo el pasado fin de semana se registraron dos incidentes que dejaron un baleado, un macheteado y al menos siete detenidos.

El titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Ariel Aldecua Kuk, reconoció que en el primer semestre del año Yucatán registró un aumento en el índice delictivo.

“El índice delitos, en materia de seguridad, se está por arriba a la cifra registrada el año pasado”, reconoció.

El pasado 31 de julio se registraron dos hechos violentos, de los cuales “se realizan las respectivas indagatorias que pertenecen a las carpetas de investigación correspondiente de la causa penal, para deslindar responsabilidades”.

Estos incidentes, registrados en Mérida y Seyé, ya están bajo proceso de investigación, y en breve será dado a conocer lo que realmente sucedió, prometió.

En el caso de Mérida, César Israel Pech Gutiérrez, de 22 años de edad, fue lesionado a machetazos. Fueron detenidas unas siete personas.

Aldecua Kuk insistió que se realizan las pesquisas correspondientes, para esclarecer lo ocurrido en el Sur de la ciudad.

Información proporcionada revela que ese día, Pech Gutiérrez se enfrentó contra integrantes de la familia Cocom Carrillo. Sufrió cuatro heridas en la cabeza y fue ingresado al Hospital General “Dr. Agustín O’Horán”.

El incidente se registró en la calle 141, entre 72 y 74 de la colonia San Antonio Xluch, cuando el hoy lesionado descansaba en las puertas de su domicilio. Machete en mano, Fátima Cocom Carrillo se le acercó para agredirlo.

La mujer trató de herirlo en la cabeza y la víctima metió la mano derecha para protegerse, por lo cual casi le arrancan tres dedos.

De acuerdo a vecinos, intervinieron los hermanos de la muchacha, quienes también portaban machetes, cuchillos y hasta una cuchara de albañil, que utilizaron como armas.

De inmediato, familiares del herido lo rescataron y metieron a la casa, pero los Cocom Carrillo rompieran a pedradas los cristales de la ventana.

Aldecua Kuk expuso que el segundo hecho violento fue la balacera en Seyé, donde una persona resultó herida y hospitalizada. Su estado de salud es estable.

Y expresó: “Ya inició la investigación con la integración de la carpeta respetiva, para determinar la probable responsabilidad de alguien”.

Incluso —agregó—, el lesionado declaró que tuvo un altercado con una persona, a quien identifica plenamente. “Nos agarramos a golpes y luego cada quien se retiró, sin embargo, el agresor me encontró en las afueras de mi domicilio y me disparó”, agregó la víctima.

Noticia anterior

Ladrones abren un boquete en comercio

Siguiente noticia

Visitas generadoras de confianza