Inicio»Yucatán»Cierra Psiquiátrico puertas a criminales

Cierra Psiquiátrico puertas a criminales

0
Compartidos
Google+

A partir de mediados de octubre, en el Hospital Psiquiátrico Yucatán ya no brindará la atención a personas con problemas de adicciones, sobre todo a delincuentes transferidos a este nosocomio, afirmó la directora del Consejo Nacional de Salud Mental, Virginia González Torres.

Comentó que actualmente, hay ocho personas internadas que fueron sentenciadas por algún delito, pero que por su condición de salud mental no pueden estar en el Centro de Reinserción Social (Cereso), ya que carece de las instalaciones adecuadas así como de los especialistas.

“El juez los mandó (al Psiquiátrico) porque no hay quien los atienda, además que (el Cereso) no cuentan con las instalaciones necesarias para ponerlos”, acotó.

Remarcó que hay homicidas, ladrones o personas que cometieron algún otro delito, por lo que “no pueden estar en el Hospital (Psiquiátrico), por lo que la Secretaría de Gobernación (Segob) se haría cargo de ellos, por lo que tienen un plazo máximo de tres semanas para salir de las instalaciones”.

Aseveró que estas personas “no pueden gozar de la libertad y los beneficios del ‘Modelo Miguel Hidalgo de atención en Salud Mental’, así como tampoco pueden disfrutar las villas”.

En el caso de las personas con problemas de adicciones, tampoco se les podrá brindar el servicio, ya que su situación es diferente.

“No se debe recibir a personas con problemas de drogas, ya que no son pacientes con problemas de salud mental, por lo que su atención especializada es diferente a la que se le debe de brindar en el Psiquiátrico”, aseveró.

Aunque, las instalaciones del nosocomio son utilizadas por integrantes de asociaciones civiles con problemas de adicción, tal el caso de la agrupación de ludópatas.

En torno a las condiciones del inmueble, reconoció que se efectúa una reestructuración y reorganización, para procurar que las cosas se pongan en orden, como es el dotar de repelente contra moscos, papel de baño, puertas para los mingitorios, una malla metálica para impedir que los pacientes ingresen al área infantil, entre otros.

Comentó que será a finales de 2017 cuando ya se cuente con las nuevas instalaciones, mientras tanto efectuarán “remedios” para procurar que el mejor aprovechamiento del actual nosocomio.

“El Hospital Psiquiátrico es como un coche viejo, el cual va a caminar con las reparaciones que le sean necesarias hacerle, pero es obvio que está descompuesto y para salir adelante se necesita uno nuevo”, sentenció.

Noticia anterior

Siniestro alcanza más de 2 mil has. de maíz

Siguiente noticia

“La Legionaria” en Centro “El Claustro”