Tribuna Campeche

Diario Independiente

Zapata Bello no tiene palabra: antorchistas

Ante el nulo cumplimiento de promesas, Antorcha Campesina protesta en Palacio de Gobierno

Integrantes del Movimiento Antorcha Campesina de Yucatán protestaron contra el gobernador Rolando Zapata Bello por la nula respuesta a sus peticiones de apoyo de programas oficiales, como vivienda, empleo, huertos familiares, entre otros que les ofreció, pero no ha cumplido su palabra.

Ayer, minutos antes del mediodía, cerca de 100 militantes a esa organización afín al Partido Revolucionario Institucional (PRI) arribaron a Palacio de Gobierno para exigir al mandatario yucateco programas como “Vivienda Digna”, “Empleo Temporal” y Huertos Familiares, pues aseguraron los margina de esos beneficios.

Los inconformes, provenientes de varios municipios del interior del Estado, pidieron hablar con el titular del Poder Ejecutivo Estatal, cansados de sus promesas falsas, pues a dos meses de terminar 2016, no han recibido la ayuda que ofreció a las familias de escasos recursos.

La coordinadora de Antorcha Campesina en Yucatán, Aleida Ramírez Huerta, recordó que en septiembre pasado acudieron a Palacio de Gobierno a manifestarse, a exigir que los apoyos para vivienda y el campo sean parejos, y que la entrega no sea políticamente.

“Ese día el subsecretario de Gobierno, Gaspar Quintal Parra, nos aseguró que pronto resolvería nuestras demandas, pero no hemos recibido ningún tipo de respuesta”.

La lideresa declaró que son unas 18 mil familias de 39 municipios yucatecos que no han recibido los apoyos del Gobierno del Estado, se encuentran rezagados y marginados en sus comunidades por alcaldes priístas y panistas.

“Faltan apoyos para viviendas, construcción de baños, calles pavimentadas; viven en caminos de terracería, sin huertos familiares”.

Lamentó que no sean incluidos en los esquemas sociales, pues una de las necesidades urgentes es la construcción de baños, ya que la mayoría de las familias no cuenta con sanitarios y tienen que realizar sus necesidades fisiológicas en los patios de sus casas, o en el monte, lo que representa focos de infección y riesgo de enfermedades por las heces fecales.

Y sentenció que ahora los antorchistas quieren “hechos, no palabras”.