Inicio»Deportes»Darwin Berrón, talento en potencia del box yucateco

Darwin Berrón, talento en potencia del box yucateco

0
Compartidos
Google+

El púgil yucateco Darwin Berrón Rodríguez es un soñador, pero con los pies en la tierra, consciente de lo difícil que es esta profesión que abrazó hace algún tiempo y que ahora lo ha convertido en un exponente en el que se tienen depositadas muchas expectativas.

Vecino de la colonia Morelos Oriente, Berrón Rodríguez inició con el pie derecho su incursión en el profesionalismo, al imponerse por nocaut efectivo, a los 10 segundos del cuarto asalto, a Mario Flores, con lo cual dio constancia de su enorme poder en los puños.

Con 19 años a cuestas, el boxeador de la empresa “Max Boxing” no quiere dejar nada al aire y junto con su manejador Alberto Casanova han cuidado cada detalle en el entrenamiento.

Por lo pronto, el equipo de trabajo ya planea cómo trabajar al rival del próximo nueve de diciembre, en lo que será su segunda pelea y última del año de la empresa “Puga Promotions.

El rival en turno del peleador local será el campechano Jonathan “Zurdito” Poot Chi, ampliamente conocido en Mérida, ya que ha enfrentado a gente de la talla de Jairo Dzib y Oscar Arjona, aunque en ambas ocasiones fue derrotado.

Cabe señalar que el gimnasio San Francisco de Asís, donde se han forjado grandes púgiles que le han dado gloria al boxeo yucateco, también es la casa de Berrón Rodríguez, donde ha comenzado a trazar ese camino que lo lleve a la gloria.

“Quiero escribir mi nombre con letras de oro en el libro del pugilismo yucateco, aunque tenga que esforzarme el doble”, expresó.

De acuerdo con el pugilista, desde pequeño mostró dotes para este deporte, pues en la escuela siempre terminaba el día liándose a golpes con algún compañero del colegio.

Así fue en la primaria (Kukulcán), Secundaria (David Alfaro Siqueiros) y preparatoria (Felipe Carrillo Puerto), donde sólo terminó el primer año para luego debutar en el plano profesional.

El yucateco conformó un palmarés amateur de 32 victorias, tres derrotas y 20 cloroformos, de hecho fue medalla de oro en el regional de Olimpiada, en Chiapas, aunque decidió no asistir a la Olimpíada Nacional, ya que precisamente ese año se autorizó que los amateurs combatiera sin careta, por lo que prefirió mejor brincar al terreno de paga.

Trabajador de una tienda de importaciones en el mercado de San Benito, el púgil de acuerdo con su mentor es valiente, pega duro y lo mejor de todo, es disciplinado, aspecto fundamental en la v ida y el deporte, específicamente esta dura especialidad.

“Si no hay disciplina no sirves para el boxeo”, concluyó.

Noticia anterior

César Lozano ofrece conferencia en el Siglo XXI

Siguiente noticia

Equipos por 21 mdp para los pescadores