Tribuna Campeche

Diario Independiente

Molestos por distribución de puestos de “bombitas”

Vendedores se manifiestan contra alcalde

Un nutrido grupo de ambulantes con permiso del Ayuntamiento de Mérida para vender pirotecnia antes de Navidad y Año Nuevo, protestó en Palacio Municipal en desacuerdo por los 14 sitios de venta que les fijó la autoridad fuera del Centro Histórico.

Ayer, hombres y mujeres cerraron momentáneamente la calle 61 con 63, frente a Palacio Municipal de Mérida, porque la Subdirección de Mercados les fijó sitios, pero no en el corazón de la ciudad.

Juan Manuel Várguez explicó que por 32 años han vendido diversos productos pirotécnicos en la Calle Ancha del Bazar y los kioscos del parque Eulogio Rosado, pero esta vez la Comuna los envía al parque de San Juan, Anillo Periférico, avenidas y en las puertas de tiendas de autoservicio.

“En esos sitios no venderemos, sino vamos a tener pérdidas, cuando esperamos con ansias la llegada de diciembre para ofrecer los productos que nos dejan ingresos de 20 mil a 40 mil pesos”, insistió.

Los manifestantes liberaron la calle y se pararon frente al Palacio Municipal exigiendo dialogar con el alcalde Mauricio Vila Dosal, pero fueron atendidos por el director de Atención Ciudadana, Edgar Ramírez Pech, quien les informó que les buscarían una solución a sus demandas.