Inicio»Yucatán»Es cómplice gobernador del desfalco en el Isstey

Es cómplice gobernador del desfalco en el Isstey

0
Compartidos
Google+

Dirigentes de los partidos Acción Nacional (PAN) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) opinaron que el gobernador, Rolando Zapata Bello, oculta información de la situación financiera del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey), que está sumido en crisis desde hace muchos años.

Como hemos informado, por el traspaso ilegal de tres mil hectáreas de tierras de Ucú al Fideicomiso del Isstey, el abogado Juan Ongay Lara, denunció ante la Procuraduría General de la República (PGR) al mandatario yucateco y a la exgobernadora Ivonne Ortega Pacheco.

En el caso de Ortega Pacheco, el abogado explicó que desvió dos mil millones de pesos de cuotas de los trabajadores a la citada paraestatal, mientras que Zapata Bello transfirió tres mil hectáreas de terrenos a la citada dependencia para cubrir esa millonaria deuda.

El denunciante pidió el embargo precautorio a la PGR del restaurante “Casona La Yucateca” que la exmandataria yucateca tiene en la Ciudad de México, mientras se investigan sus bienes y se aclara el presunto desvío millonario a la institución referida.

Al respecto, el líder estatal del PAN, Raúl  Paz Alonzo, recordó que en la pasada 60 Legislatura local los diputados panistas votaron en contra de la cesión de tierras a la institución para saldar el adeudo referido.

Expuso que lo consideraron ilegal, y solicitaron que se salde el dinero y se responsabilice a los que llevaron casi a la quiebra a la institución, del cual dependen 45 mil derechohabientes.

Paz Alonzo insistió en que nunca estuvieron a favor de que el Gobierno Estatal ceda las tierras de Ucú al Fideicomiso del Isstey.

“Esa instancia estatal fue la caja chica de exgobernadores emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como Víctor Cervera Pacheco e Ivonne Ortega Pacheco, quienes pusieron al borde de la quiebra al Isstey.

Precisó que en la administración de Patricio Patrón Laviada, la deuda del Isstey no pasó de los 100 millones de pesos, pero creció con Ortega Pacheco en dos mil millones de pesos.

“No sabemos si la actual administración estatal ha reducido la deuda o la ha incrementado, lo que sí sabemos es que la mal utilizaron exgobernadores del PRI”, apuntó.

Consideró que el gobernador Zapata Bello, en vez de buscar la forma de reducir la deuda de la citada institución, le cedió tres mil hectáreas de tierras ejidales de Ucú, que su antecesora en el cargo les adquirió a campesinos.

El dirigente estatal de Morena, Mario Mex Albornoz, también pidió informes de la deuda de la institución, para saber si en cuatro años de este Gobierno ha disminuido o cómo terminará al finalizar este sexenio.

“Sería lamentable que al terminar la administración estatal en 2018, la deuda aumente más de dos mil millones de pesos o no haya reducido considerablemente”, concluyó.

Noticia anterior

Pronostican “norte”

Siguiente noticia

Listos para quemar a muñeco