Inicio»Portada»Aumenta rezago social, sin atención de Zapata Bello

Aumenta rezago social, sin atención de Zapata Bello

0
Compartidos
Google+

Las políticas de alfabetización y combate a la deserción escolar de los indígenas mayas por parte de Rolando Zapata Bello en cuatro años de administración, fracasaron, por lo que aumentó el rezago social.

Toda vez que el Ejecutivo estatal destina millonarios recursos para faraónicas obras, en lugar de consolidar un programa para eliminar el rezago social, señaló el investigador de la Cultura Maya de Yucatán, Freddy Poot Sosa.

El académico lamentó que la administración estatal destine millonarios recursos en obras, como la Universidad Politécnica de Yucatán, el Hospital Materno Infantil, el Centro de Justicia en Mérida, el Palacio de la Música y el Centro Internacional de Congresos, pues no ayuda a aminorar el analfabetismo, la deserción escolar y la desnutrición infantil.

“Zapata Bello pasará a la historia por impulsar obras para la iniciativa privada, y no invertir en recursos para reducir el número de analfabetas en la entidad”, consideró.

Indicó que según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), existen 100 mil analfabetas en Yucatán, lo que refleja que la administración estatal no canaliza recursos para disminuir el rezago social.

“Claro que los que visitan Mérida ven una metrópoli moderna, pero no conocen las comisarías del cono sur y oriente del Estado, lugares donde no hay empleos, abunda el alcoholismo, la pobreza extrema y los analfabetas”, subrayó.

Poot Sosa aclaró, que el gobierno federal lleva a cabo programas de alfabetización, pero no hay recursos estatales destinados a los adultos que quieran aprender a leer o escribir.

Señaló que otro problema que el mandatario muestra, es indiferencia, pues a cuatro años de su mandato, la deserción escolar aumentó, con la salida de cientos de niños en comisarías y municipios que no terminan la primaria por problemas económicos de sus padres.

“Menores de edad apenas aprenden a leer y escribir y tienen que abandonar sus escuelas para trabajar y ayudar a la economía familiar, la Secretaría de Educación tiene recursos federales y no aplica programas para evitar el abandono de alumnos en las escuelas”.

Explicó que la situación del campo es la misma, los campesinos continúan marginados, no mejoran económicamente, incluso ya se redujo el presupuesto nacional del campo.

Recordó, que antes las familias indígenas se dedicaban de lleno a las labores agropecuarias, pero tanto los apoyos federales como estatales han sido reducidos, y “no permiten a nadie vivir del campo”, dijo.

Exhortó al Gobierno del Estado no dejar obras inconclusas, que no coloque las llamadas “primeras piedras” que terminan abandonadas, hecho que caracterizó al gobierno de Ivonne Ortega Pacheco.

Reiteró que los tres órdenes de Gobierno solo se acuerdan de las familias campesinas y de los pobres en los procesos electorales.

“En ellas los candidatos a alcaldes, diputados y senadores, ofrecerán reducir la pobreza extrema para ganar votos, prometerán impulsar leyes para el bienestar de las comisarías pero son solo palabrerías no hechos reales”, concluyó.

Noticia anterior

Disminuyen arribos al Puerto Industrial

Siguiente noticia

No habrá agua en el 70% de la ciudad el próximo lunes