Inicio»Yucatán»Zapata Bello, enemigo de la gente del campo

Zapata Bello, enemigo de la gente del campo

0
Compartidos
Google+

De nueva cuenta cientos de ejidatarios de Punta Laguna, Valladolid, protestaron en el Tribunal Unitario Agrario de Mérida, para acusar al gobernador Rolando Zapata Bello, de permitir el despojo de sus tierras en vez de impulsar al sector campesino.

Más que amigo de los campesinos, el mandatario yucateco es un enemigo, al permitir que acaparadores de tierras actúen impunemente para despojarlos de sus patrimonios que por generaciones han pertenecido a indígenas mayas, acusaron.

Nuevamente denunciaron la red de complicidad del Gobierno del Estado con la Procuraduría Agraria (PA) de Yucatán y el Registro Agrario Nacional (RAN), que apoyan al abogado Rafael Acosta Solís en el despojo a campesinos de sus tierras, para venderlas a empresarios de Quintana Roo.

El mandatario estatal en vez de apoyar a los hombres de campo, ha creado una red de complicidad con esas instancias para permitir que acaparadores de tierras, como Acosta Solís, quiten sus terrenos a los productores de esa reserva federal protegida, insistieron.

Los manifestantes también exigieron al Tribunal Unitario Agrario que restituya los derechos ejidales a alrededor de 50 campesinos.

Comentaron que Acosta Solís los ha dividido y enfrentado, ya que ofrece mucho dinero a cambio de vender seis mil de las 35 mil hectáreas de la reserva federal protegida a empresarios quintanarroenses, que quieren explotarlas como zona turística.

Los manifestantes pidieron al Tribunal Unitario Agrario que no acepten escritos de “asambleas amañadas” que les presenta el comisario ejidal, José Matilde Cervera Dzul, a quien intentan destituir.

El representante de los manifestantes, Armando Abán Cocom, señaló que la PA protege a Cervera Dzul, porque se niega enviar visitadores para legalizar el cese del funcionario “corrupto, traidor y al servicio de Acosta Solís”.

De un padrón de 704 campesinos, 400 no quieren vender sus propiedades y 304 fueron convencidos.

En la citada instancia agraria, el personal se negó a recibir a una comisión de inconformes, quienes exhibieron al Tribunal como parte de la red de complicidad que teje el Gobierno del Estado para robarles sus tierras.

Se retiraron pero advirtieron que volverán, y responsabilizaron a las autoridades estatales y agrarias de un posible enfrentamiento entre ejidatarios.

Noticia anterior

Evalúan a alumnos

Siguiente noticia

Arrollan a una estudiante en la colonia Tacubaya