Tribuna Campeche

Diario Independiente

Inminente, arribo del mayaro

La Península de Yucatán está en peligro latente ante la inminente introducción al país del virus mayaro y de la fiebre amarilla.

Yucatán., La Península de Yucatán está en peligro latente ante la inminente introducción al país del virus mayaro y de la fiebre amarilla, afirmó el se­cretario de Salud (SSY), Jorge Eduardo Mendoza Mézquita.

Lo peor de todo es que los yucatecos carecen de las defensas para ambos pade­cimientos, por lo que serían numerosas las personas in­fectadas.

El problema aumentaría debido al fracaso de los pro­gramas de control del mosco aedes aegypti, transmisor del dengue, chikungunya y zika, así como también vec­tor de ambas patologías que ya están en Centro y Suda­mérica.

Ante la cercanía de dos nue­vos males, se busca reforzar la abatización, la fumigación y la descacharrización, labor en la cual se invierten millones de pesos.

El secretario advirtió que ambos padecimientos tienen la misma ruta del chikungun­ya y el zika, que se presenta­ron en México a partir del 2015.

El dengue, chikungunya y zika ya que son endémicos, es decir, propios de la región, por lo que el virus mayaro y la fiebre amarrilla también lle­garán para quedarse.

Definió fiebre amarilla como una enfermedad infec­ciosa aguda causada por “el virus de la fiebre amarilla”, el cual es transmitido de un huésped a otro, principal­mente entre los monos, pero también del mono al hombre y de una persona a otra, por la picadura de mosquitos del género aedes y haemagogus.

El cuadro clínico está ca­racterizado por presencia de fiebre, mialgias, dolor de es­palda, escalofríos, náuseas y vómito que desaparecen en tres o cuatro días.

También puede presentar­se hemorragias orales, nasa­les, oculares o gástricas.