Inicio»Yucatán»Desconocen a comisaria en asamblea ejidal amañada

Desconocen a comisaria en asamblea ejidal amañada

0
Compartidos
Google+

El gobernador Rolando Zapata Bello se salió con la suya, al lograr que la Procuraduría Agraria desconociera a Claudia Fabiola Cob Durán como comisaria ejidal de Chocholá, mediante asamblea en la que votaron “muertos”, personas que tienen suspendidos sus derechos agrarios y que no son campesinas.

Incluso, envió numerosos camiones antimotines al local del Comisariado de Chocholá, donde se realizó la asamblea amañada.

Solo reunieron a 100 personas, pero éstas votaron hasta tres veces para lograr el quórum necesario para destituir a Cob Durán y elegir a José Gómez Romero, quien fuera expulsado hace años de una agrupación por vender ilegalmente tierras a la familia Abraham Mafud, como nuevo comisario.

La Procuraduría Agraria ocupó a personas castigadas en sus derechos agrarios, “muertos” y que no son ejidatarias para destituir a Cob Durán que se opone al gobernador, al procurador agrario Omar Corzo Olán y a la familia Abraham Mafud, que buscan hacerse de tres mil 500 hectáreas de tierras ejidales.

El abogado de los ejidatarios de Chocholá, Rodolfo Macossay Cuevas, informó que presentarán denuncia penal contra los policías de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP), si rompen los sellos del local del Comisariado Ejidal, para permitir que el nuevo comisario, José Gómez Romero, “un acaparador de tierras”, tome el local.

De igual manera, recordó que en días pasados, se interpuso una denuncia contra el procurador Corzo Olán, en el Tribunal Unitario Agrario, por convocar a asambleas sin legalidad para destituir a Cob Durán, e imponer un comisario a modo para favorecer a empresarios que quieren despojar de sus tierras a los campesinos de esa localidad.

El domingo 26 de febrero pasado, la comisaria ejidal, Cob Durán, fue ratificada en su cargo por más de 386 ejidatarios, incluso, recibió su certificado de aprobación por el Registro Agrario Nacional RAN).

“El que fue impuesto ayer domingo es un espurio que no tiene legalidad; lamentamos que el gobernador y la Procuraduría Agraria violen los derechos de una autoridad y de los hombres del campo”, sostuvo.

“Los verdaderos ejidatarios van a tomar el local del Comisariado, hacemos responsables de posibles actos de violencia al  gobernador Zapata Bello y a Corzo Olán, quienes hicieron todo para favorecer a una familia acaparadora de terrenos, que despojaron a los hombres del campo de sus tierras sin pagarles el dinero requerido”, advirtió.

Macossay Cuevas recordó que Carlos y Raúl Abraham Mafud compraron tres mil 500 hectáreas de tierras ejidales a 564 campesinos, pero pagaron solo 70 millones de pesos y quedaron a deber 280 millones de pesos.

La familia Abraham Mafud, que distribuye material de construcción  a través de la empresa “Proser”, que obtiene de los  terrenos de los campesinos, fue favorecida por el Gobierno del Estado para surtir a las “grandes obras” de Zapata Bello, como el Hospital Materno Infantil, el Palacio de la Música y el Centro Internacional de Congresos.

Incluso, la referida familia estaba construyendo una calera con permiso del Gobierno del Estado, pero las delegaciones federales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y la Procuraduría  de la Defensa del Ambiente, suspendieron la obra por no tener estudios de impacto ambiental.

La comisaria ejidal,  Cob Durán, dijo que no ha sido destituida, pues tiene el reconocimiento del RAN.

Noticia anterior

Sin comida ni vivienda digna pareja de senectos

Siguiente noticia

Cae de cinco metros cuando bajaba cocos