Inicio»Yucatán»Suicidio es ya problema de salud pública en el Estado

Suicidio es ya problema de salud pública en el Estado

0
Compartidos
Google+

El suicidio en Yucatán aumenta de manera considerable con respecto a las demás entidades federativas del país, reveló el especialista Arsenio Rosado Franco, al considerar urgente el fortalecimiento de las medidas de prevención de este problema de salud mental, la detección oportuna y la atención de personas que pretenden quitarse la vida.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de de 2014 a la fecha el Estado ya se posicionó en el tercer lugar nacional de las entidades con mayor tasa de suicidios.

En 2014 Yucatán no figuraba entre las cinco entidades con la tasa más alta de muertes autoinfligidas por cada cien mil habitantes, al año siguiente se posicionó en el cuarto sitio, por lo que en 2016 todo parece indicar que está en el tercer peldaño, pues el número de casos aumentó en 20 por ciento.

Lamentablemente, las diferencias que prevalecen entre la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) y la Fiscalía General del Estado (FGE) impide contar con información actualizada, tal como se constató en el inicio de la campaña “Vive feliz, vive sanamente”.

Rosado Franco consideró el suicidio como un problema de salud pública en Yucatán y un problema multifactorial, que se genera principalmente en personas con depresión.

Apuntó que el 70 por ciento de los suicidios ocurren en la casa, en el ámbito familiar, por lo que es urgente fomentar la cultura de detección de este problema, para ayudar a la persona que pretende quitarse la vida.

Hay incremento del número de personas que lo intentan y de quienes cumplen con el propósito, por ello “es importante atacar el problema desde todos los frentes y que la sociedad en su conjunto participe”.

El especialista estableció al suicidio como un mal prevenible, ya que el 99 por ciento de los casos están relacionados con trastornos mentales.

En el caso de los adolescentes y jóvenes, hay un factor nuevo que afecta: las redes sociales, que se combinan con la falta de comunicación con los padres e inciden en la problemática.

“El suicidio no respeta grupo de edad”, por lo que consideró urgente adoptar mejores medidas para evitar que más adolescentes y senescentes opten por salir por la puerta falsa.

Noticia anterior

Detectados 264 estudiantes con aptitudes sobresalientes

Siguiente noticia

Comando armado asesina a ranchero