Inicio»Portada»Marchan en silencio para pedir justicia por Emma

Marchan en silencio para pedir justicia por Emma

0
Compartidos
Google+

Más de mil personas se unieron a la “Marcha del Silencio” convocada por la señora Ligia Canto Lugo, para exigir a las autoridades no dejar impune el asesinato de su hija Emma Gabriela Medina Canto, ultimada el lunes a las puertas de su domicilio, ubicado en el Fraccionamiento San Luis.

A las 18.00 horas, el Remate del Paseo de Montejo se vistió de negro ante la presencia de mujeres, hombres, políticos, niños y niñas, que marcharon hacia la Plaza Grande Mérida en silencio, dejando que éste hiciera eco ante el dolor y la impunidad.

Con pancartas en mano, los manifestantes se unieron al clamor de Canto Lugo, para exigir al Gobierno del Estado que encabeza Rolando Zapata Bello, les brinde protección a ella y a sus tres nietos, quienes quedaron en la orfandad ante el atroz feminicidio, el número 58 que desde 2008 se ha registrado en Yucatán, sin que hasta la fecha las autoridades locales hayan procurado su prevención.

Una madre cansada, con los ojos hinchados y la mirada en el vacío encabezó la “Marcha del Silencio”, juntos a sus otros hijos y su pareja, los cuales cargaban una manta con la leyenda “Exigimos justicia para Emma Gabriela. Ni un feminicidio más en Yucatán”.

En otra más se leía “Sociedad yucateca exige justicia. Exigimos castigo para los autores intelectuales y materiales”. Las activistas Nancy Walker Olvera y Adelaida Salas Salazar dirigían el contingente, conformado en su mayoría por mujeres y familiares de otras víctimas de feminicidio.

La insensibilidad, el desinterés, la opacidad, la impunidad y la apatía que imperan en Yucatán ante la indiferencia que ha demostrado de quien hoy encabeza el Gobierno local, produce dolor de quienes han sido víctimas directa e indirectamente de delitos como el feminicidio, y que motivó a cientos de personas dijeran basta de esta apatía institucional.

“Nos indigna la injusticia porque esta habla de las desigualdades y del poder que unas personas tienen sobre otras con consecuencias. Nos duele la impunidad porque es fruto de la indiferencia y apatía y la arrogancia de quienes ostentan el poder. Nos duele y nos indigna la complicidad entre los y las que toman las decisiones no contemplando las necesidades ni las angustias del pueblo. Nos duele y nos indigna las pugnas partidistas tan alejadas del sentir ciudadano”, manifestó Nancy Walker Olvera, integrante de la “Organización Mujeres en Red” en asta bandera de la Plaza Grande, donde culminó la marcha.

Cansados de las injusticias  con la complicidad de las autoridades locales, los manifestantes caminaron en silencio firmes en un sentido de sonoridad en la lucha pero en especial también en duelo, agregó.

Tras el mensaje, se pronunció el nombre de cada una de las 58 mujeres que han sido víctimas de feminicidios de acuerdo con un estudio realizado por la “Asociación Yucatán Feminicida”

Por su parte, la señora Ligia Canto Lugo, con la voz cortada pero firme en su lucha exigió una vez más protección a las autoridades locales e insistió en que su hija fue víctima de su expareja, Martín Medina Sonda, a quien responsabiliza como actor intelectual del asesinato de Emma Gabriela.

“El asesinato de mi hija fue la crónica de una muerte anunciada. Fue un feminicidio, no hay duda, esto fue un feminicidio planeado de manera tan fría que no es posible que a mi niña le hayan dado 10 puñaladas, no es posible que lo hayan hecho además a las puertas de su casa y que sus hijos lo hayan presenciado, y hayan escuchado los gritos de su madre. Ni una más, justicia”, expresó.

 

YUCATECO IMPLICADO

Aunque de manera extraoficial, algunos medios de comunicación electrónicos aseguran que por lo menos un yucateco estaría implicado en el crimen de Emma Gabriela, y éste se habría encargado de hacer el pago a los autores materiales, Jonathan Mézquita Ávalos y Óscar Miguel López Tobilla, quienes supuestamente recibieron por lo menos 60 mil pesos cada uno para perpetrar el crimen, aunque incluso se manejó que el pago pudo superar los 200 mil pesos por cada uno.

Esas mismas versiones extraoficiales, indican que el supuesto yucateco implicado habría indicado a los sicarios el lugar donde vivía la ahora víctima y que éste habría logrado evadir la acción de la justicia, pues la misma tarde en que se cometió el crimen habría salido de Mérida con rumbo a Nuevo León.

Sin embargo esta versión no ha sido confirmada por las autoridades, que aseguran que ya integran el expediente para vincular a proceso a los autores materiales de este asesinato que ha conmocionado a la sociedad yucateca.

El lunes, los presuntos criminales serían presentados de nuevo ante el juez de Control que lleva el caso.

Noticia anterior

El día 7 Paralimpiada Estatal

Siguiente noticia

Jovencita inventó intento de secuestro