Inicio»Yucatán»Sigue en alza número de homicidios dolosos

Sigue en alza número de homicidios dolosos

0
Compartidos
Google+

El aumento del número de homicidios dolosos en Yucatán pone en riesgo el estatus de “entidad más pacífica del país” que vende el Gobierno en sus promocionales, debido a la ineficacia del millonario Programa Escudo, promovido por el gobernador Rolando Zapata Bello y solapado por el Congreso del Estado.

Solo en el primer bimestre de este año el índice de homicidios calificados aumentó 27.3 por ciento, mientras que en la última semana de marzo se registraron tres asesinatos, de los cuales dos fueron feminicidios.

De acuerdo con el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), durante 2016 Yucatán ocupó la posición del Estado más seguro del país, sin embargo, la situación actual empieza a alejar a la entidad de ese escaño.

El foco rojo está en homicidio doloso ante el incremento y en ámbar está el robo a negocios, en este último caso son numerosos los hechos aún sin resolver, ya que los ladrones no dejaron pistas para su detención.

En el “Semáforo Delictivo”, proyecto social ciudadano de paz en México, Yucatán está ya afuera de la lista de los siete entidades federativas sin alto índice de homicidios cometidos con premeditación, alevosía y/o ventaja.

Asimismo, ya no pertenece al grupo de los estados con bajo problema de robo a negocio, por lo que tambalea su primera posición en el Índice de Paz México (IPM) 2017.

Según el “Semáforo”, el promedio estatal de homicidios dolosos es de cuatro, cuando solo en febrero fueron siete, mientras que en el caso de los delitos a negocios la media es de 21 y se cometieron 17 atracos.

Los homicidios cometidos en el Estado, durante febrero pasado, están focalizados en seis municipios: dos en Progreso y los demás en Kanasín, Mérida, Motul, Tizimín y Umán.

En el caso de los robos a negocio, el foco rojo está en Kanasín, Progreso y Ticul. Mérida está por debajo del promedio, con siete delitos, de 13.

El tercer grave problema, el cual estuvo a punto de superarse, fueron las lesiones, que principalmente se registró en Hunucmá, Motul, Tekax y Motul, mientras que la luz ámbar se encendió en Umán y Valladolid.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) de la Secretaría de Gobernación reveló que, en primer bimestre del año, en la entidad se registraron cinco mil 622 delitos, es decir, se cometieron dos anomalías cada cuarto de hora.

De enero a febrero, fueron 14 los homicidios calificados, cuando en el mismo periodo de 2015 fueron 11, por lo que el incremento es del 27.3 por ciento.

Al mismo tiempo, se cometieron mil 87 robos, de los cuales 248 fueron con violencia, el 22.8 por ciento.

Aún así en días pasados, el Gobierno del Estado difundió un comunicado en donde reiteraba que Yucatán era el Estado más seguro y lo comparaba con ciudades europeas, sin embargo los crímenes de alto impacto que se han registrado principalmente en este primer trimestre del año y las cifras documentadas por organismos autónomos desmienten los números alegres y maquillados del gobierno de Rolando Zapata Bello.

Noticia anterior

Alivian lluvias al sector apícola de Hopelchén

Siguiente noticia

Portada