Inicio»Portada»No acata gobernador Zapata Bello resolución de juzgado

No acata gobernador Zapata Bello resolución de juzgado

0
Compartidos
Google+

Ejidatarios de Cinco Colonias buscarán la protección de los juzgados federales contra los actos del gobernador Rolando Zapata Bello, quien no acató una resolución para pagar 71 millones de pesos a 345 campesinos por uso de sus tierras, denunció su dirigente Cruz Hilario Carrillo Hernández.

Luego de las vacaciones de Semana Santa van recabar firmas de todos los ejidatarios para presentarlas ante jueces federales y buscar amparos contra las acciones de Zapata Bello, que no acató orden del Juzgado Segundo de lo Civil de pagarles 71 millones de pesos por 18 hectáreas de sus terrenos.

Y es que hay temor de que por la intervención del gobernador, los magistrados estatales determinen que no se le debe pagar a los ejidatarios por la compra de sus tierras que hizo el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco en el 2011.

Recordó que el Gobierno de Estado cedió los terrenos al Ayuntamiento de Mérida y la entonces alcaldesa priísta, Angélica Araujo Lara, pidió al Instituto Nacional de Fomento de la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) construir 122 casas en lo que ahora es el fraccionamiento “Roble Alborada”, pero los campesinos no recibieron el dinero comprometido.

La administración que encabeza Zapata Bello se ha negado en pagar por esas tierras y le ha dado largas al asunto, por ello los ejidatarios promovieron un recurso en el Juzgado Segundo de lo Civil del Estado que determinó que se les debe pagar.

Fue el Instituto de la Vivienda de Yucatán (IVEY), cuyo titular es César Escobedo May, el que a nombre del Gobierno del Estado promovió un recurso de inconformidad en el Tribunal Superior de Justicia contra la resolución del Juzgado Segundo de lo Civil.

“Los magistrados estatales, que evidentemente son cercanos al gobierno de Zapata Bello, pueden emitir una resolución negativa, y si otro juzgado civil vuelve a estudiar el caso dará tiempo a que termine el gobierno de Zapata Bello y el problema lo herede otra administración estatal”, subrayó.

“Ante esa situación ya estamos en busca de la protección de la justicia federal y vamos a llevar a cabo dos actos de protesta, uno en Palacio de Gobierno y otro en el Poder Judicial del Estado”.

“Tenemos motivos de sobra para sospechar que el mandatario puede presionar a los magistrados para ganar tiempo, porque en Yucatán no existe una verdadera separación de poderes. Su Gobierno concluye el próximo año y lo que ha demostrado es que no está del lado de los campesinos, sino de los que tienen el poder y el dinero”, advirtió.

Aseguró que ellos han sido prudentes y pacientes e incluso muchos de ellos se han quedado con las ganas de irle a cobrar por metro cuadrado a los dueños de las viviendas, donde están sus terrenos, “pero sabemos que ellos no son responsables y solo en un caso extremo tomaríamos esa decisión”.

Noticia anterior

Definirán jóvenes rumbo del país

Siguiente noticia

Prevén llegada de 99 mil turistas al Estado