Inicio»Yucatán»Primer enfermo por excremento de gato

Primer enfermo por excremento de gato

0
Compartidos
Google+

Debido al desinterés del gobierno de Rolando Zapata Bello por aplicar políticas sanitarias en Yucatán, las mascotas se convierten en un verdadero problema de salud pública con la aparición del primer caso de toxoplasmosis, infección provocada debido al contacto con el excremento de gato.

Asimismo, sigue en aumento el número de personas atacadas por perros, sin que hasta el momento se tenga un control para disminuir la incidencia.

Desafortunadamente, los perros y gatos callejeros se convierten en foco de infección, ya que varios de ellos tienen sarna, pulgas y garrapatas, además que dejan sus excrementos en la vía pública.

Al mismo tiempo son más factibles los ataques a los transeúntes y, hasta el momento, no hay estrategia alguna para el control de las mascotas, a excepción de los programas de esterilización que solo atienden a perros y gatos domiciliarios.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) de la Secretaría de Salud federal, en el país ya se registraron 82 casos de toxoplasmosis distribuidos en 21 entidades federativas, 30.1 por ciento más con respecto al mismo período del año pasado, cuando la suma fue de 63 infectados.

Según la estadística, la entidad federativa más afectada es Veracruz, con 17 casos, seguido de Tabasco, con 14.

A nivel regional, en la Península ya se registraron cinco casos, de los cuales tres corresponden a Campeche, uno a Quintana Roo, y el restante a Yucatán.

De acuerdo con la incidencia, Yucatán se ubica en el octavo lugar nacional, posición que comparte con Colima, Ciudad de México, Guanajuato, Morelos, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí y Tamaulipas.

La toxoplasmosis es una infección provocada por un parásito diminuto que se llama toxoplasma gondii, que vive en el intestino de los gatos y entre los animales de importancia epidemiológica tenemos todos los de consumo habitual, (cerdo, ovino, bovino, caprinos, etc.) y los no tradicionales (como la liebre, vizcacha, etc.). También las aves y los insectos (moscas, cucarachas) pueden ser portadores del parásito y diseminarlo ampliamente.

La mayoría de las personas no tienen síntomas porque su sistema inmunitario impide que el parásito provoque la enfermedad, pero el resto experimentan síntomas parecidos a los de la gripa.

En las personas con sistema inmunitario débil, la toxoplasmosis puede provocar problemas médicos graves, y en el caso de las embarazadas, el feto también puede desarrollar la infección, en algunos casos puede sufrir daños graves en el cerebro y ojos.

Los gatos domésticos son raramente responsables de los casos de contagio.

1.- Ingestión de carnes crudas o semicrudas con quistes tisulares (principalmente la ovina, porcina, caprina, bovina y aves.

2.- Ingestión de huevos de toxoplasma en verduras contaminadas (mal lavadas).

3.- Ingestión de huevos infectantes por niños que comen tierra o arena contaminada. Es muy poco probable que el gato hogareño que defeca en la bandeja sanitaria pueda transmitir el parásito porque  los huevos necesitan estar por lo menos 24 horas en el ambiente para madurar.

4.- Es posible la transmisión transplacentaria de la madre al feto.

Noticia anterior

Recrimina síndico la opacidad del alcalde

Siguiente noticia

Atropellan a abuelo y a su nieto en Fracciorama