Inicio»Portada»Brote de conjuntivitis satura a nosocomios

Brote de conjuntivitis satura a nosocomios

0
Compartidos
Google+

El brote de conjuntivitis que desde hace tres años prevalece en Yucatán afecta ya a numerosos municipios del interior del Estado, cuyas clínicas están saturadas ante la proliferación de esta molesta y extremadamente contagiosa enfermedad.

A pesar que desde principios de 2015 inició el repunte de casos, el gobernador Rolando Zapata Bello no ha hecho cambios en la estrategia epidemiológica, lo que impacta en la salud de los yucatecos, y hasta el momento no hay programas de prevención de este padecimiento.

La conjuntivitis no es mortal pero genera millonarias pérdidas económicas, ya que los trabajadores no deben acudir a su centro laboral para evitar la proliferación del mal, y en el caso de los menores de edad, optan por no acudir a la escuela, en ambos casos, al menos durante tres días.

Las clínicas y nosocomio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Mérida así como el Hospital General “Dr. Agustín O’Horán” están saturadas ante la demanda de atención médica de éste problema de salud pública.

La patología ya se extendió a numerosos municipios, causando también la saturación de los servicios, tal el caso de Acanceh, Chumayel, Progreso, Tekax, Ticul, Tizimín, y Valladolid, principalmente.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) de la Secretaría de Salud federal, el brote que prevalece en Yucatán es notable, púes hasta principios de 2017, estaba en la posición número 24 de la tabla de incidencia y hoy en día está en el peldaño 19.

En el Estado ya se registraron 17 mil 692 casos confirmados acumulados de infección de la conjuntiva, 17.2 por ciento más con respecto al mismo período del año pasado, cuando la suma de 15 mil 91 personas.

Por ende, clínicamente se detectó y atendió un caso cada 20 minutos, y desafortunadamente, por lo pronto, no hay operativo para el control de esta epidemia.

Tan sólo la semana pasada, se contabilizaron 438 casos, es decir, uno cada 23 minutos, por lo que el problema se mantiene latente.

Hasta el momento, sólo la delegación Yucatán del IMSS ha informado al respecto, a través de un boletín de prensa, en el cual jefe de Oftalmología del Hospital General Regional (HGR) número 12 de la paraestatal Carlos González Cervantes, explicó la sintomatología que prevalece, pues “la conjuntivitis alérgica, común en esta época del año en Yucatán”.

Sin embargo, de acuerdo con la SS federal, el brote inició en la primera semana epidemiológica de 2015, con 311 casos confirmados, con un máximo de 666 a finales de mayo de dicho año, cuando en 2016, la cifra más alta fue de 686, a mediados de mayo.

Mientras que en 2017, la cifra más alta ocurrió en la última semana de mayo, con 868 casos confirmados.

Noticia anterior

Desplaza Arendal mano de obra local

Siguiente noticia

Continúa la solidaridad