Inicio»Yucatán»La medicina tradicional se niega a morir en Yucatán

La medicina tradicional se niega a morir en Yucatán

0
Compartidos
Google+

En diversas poblaciones de la Península de Yucatán prevalecen ancestrales métodos para combatir enfermedades propias de la región, donde los médicos mayas expulsan “al ser del inframundo” que dañó la salud de su paciente, afirmó el especialista de la Universidad Estatal de Missouri, Estados Unidos, John Chuchiak IV.

Remarcó que son diversos los conceptos precolombinos que prevalecen para la curación de enfermedades, tradición que prevaleció a pesar de la barbarie cometida durante la Colonia por los sacerdotes y frailes, así como al paso de los siglos.

Lamentó la quema de numerosos códices mayas, pero los diversos documentos mayas escritos con caracteres latinos han permitido conocer aún más sobre ésta civilización, la cual, “se niega a morir, y más en sus propios conceptos de medicina”.

“Hoy en día, sacan del inframundo (maya) el origen de las enfermedades. Los chamanes usan las palabras (rezo) para adivinar cuál de todos los seres del inframundo fue la que la causó, y con base a ello se sabrá que hierba, color y dirección (del punto cardinal) se utilizará para la respectiva curación”, acotó.

Durante el taller “Las deidades y la ritualidad en la cosmogonía maya” destacó que durante la Colonia, los españoles reconocieron la efectividad de la medicina maya, pero no toleraban la forma es que se practicaba.

Tal fue la eficacia de la medicina maya que “los mulatos (hijas de una persona de raza blanca y otra negra) y españoles usaban ritos mayas para la curación de enfermedades”.

Tal como ocurrió en 1676, con las mulatas “Andrea” y Petrona Trujeque, las cuales fueron curanderas, y en el caso de la segunda, “rezaba a los vientos pidiendo la cura para la persona enferma”.

Incluso, en 1813, el español Bartolomé de Granado Baeza, cura de Yaxcabá, también practicó la herbolaria maya.

Por ende, “la influencia colonial de los curanderos mayas, Ah MehemOob, aún prevalece”, a pesar del paso del tiempo, el impacto provocado durante la influencia española, y el actual desarrollo científicos y tecnológico.

“Los chamanes pueden y deben invocar a los dioses del inframundo”, dijo.

Noticia anterior

Adicciones, grave problema de salud

Siguiente noticia

Inspecciona la CNDH cárceles de la entidad