Inicio»Portada»Consuman la imposición; Goff Ailloud es vicefiscal

Consuman la imposición; Goff Ailloud es vicefiscal

0
Compartidos
Google+

Los delincuentes de cuello blanco, encabezados por el gobernador Rolando Zapata Bello, proliferarán en Yucatán ante la imposición de José Enrique Goff Ailloud como vicefiscal anticorrupción de Yucatán, mismo que ayer tomó posesión.

La diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Jazmín Villanueva Moo, fue la única que no votó para ratificar a Goff Ailloud en su nuevo cargo, el cual le fue asignado por Zapata Bello y promovido por el Congreso del Estado.

Remarcó que se trata de un revés político, cuyo principal beneficiado es Zapata Bello, quien ahora paga “los favores”.

“El Sistema Estatal Anticorrupción es anunciado como la máxima solución a la impunidad con que operan servidores públicos principalmente que, lejos de servir a la ciudadanía, se sirven de ella”, aseveró.

Reconoció que el sistema prometía la erradicación de la impunidad en todos los ámbitos, así como devolver la confianza a todo el pueblo yucateco de la desgastada clase política tradicional, sin embargo, nada se realizó al respecto.

“La decisión del Ejecutivo Estatal de trasladar al titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán al encargo de Vicefiscal Anticorrupción da un nuevo revés político a la sociedad, que espera impaciente el feroz combate a la corrupción que se le prometió”, acotó.

Resaltó que en la medición del desempeño, el perfil e incluso la comparecencia de Goff Ailloud ante la comisión dictaminadora fue insuficiente para justificar su designación como vicefiscal anticorrupción, ya que “por un lado tenemos datos y cifras maquilladas, y por otro tenemos el desacuerdo de múltiples sectores de la sociedad civil, que por cierto no fueron siquiera escuchados por el Congreso”.

Entre las diversas anomalías que protagonizó como ombudsman destaca la recomendación emitida para el caso de tortura en Tekax, que en su momento fue reprochada por diputados de varios partidos políticos.

Asimismo, el caso de Chablekal, cuya recomendación emitida “fue deficiente y muy limitada”, postura que coincidió con diversas organizaciones civiles.

Lo mismo ocurrió con los trabajadores de la plataforma Uber, “incidente en el cual la Codhey brilló por su ausencia”.

“En ninguna de las recomendaciones se involucra al gobernador Rolando Zapata Bello, a pesar de que es quien autoriza los actos que revisten relevancia”, denunció.

La legisladora comentó que ante la inminente designación de un vicefiscal a modo, el pasado miércoles 22 presentó una iniciativa de reforma mediante la cual se adiciona el artículo Tercero Transitorio a la Ley de la Fiscalía General del Estado de Yucatán, la cual fue publicada mediante el Decreto 507 en el Diario Oficial del Gobierno el 18 de julio de 2017.

 

“La finalidad principal de la reforma es la de brindar seguridad y confianza a la sociedad que tan enérgicamente ha cuestionado este proceso de designación”, abundó.

Por lo pronto, a cargo de la Codhey quedó el secretario ejecutivo, Miguel Sabido Santana, en espera de que el Congreso lance la convocatoria para elegir al nuevo ombudsman.

Noticia anterior

Impulsan a emprendedores

Siguiente noticia

Lo balean y despojan de 120 mp