Inicio»Yucatán»Calla Zapata Bello ante denuncias de corrupción

Calla Zapata Bello ante denuncias de corrupción

0
Compartidos
Google+

A unas horas de finalizar su mandato, el gobernador Rolando Zapata Bello guardó silencio, como fue el sello de su administración, al ser cuestionado por el presunto desvío de 150 millones de pesos a empresas “fantasma”, como publicó un sitio web al inicio de semana.

Luego de encabezar la inauguración del Centro de Atención Integral a la Discapacidad Visual en Yucatán, en la colonia Francisco I. Madero, al poniente de la capital yucateca, un reportero intentó entrevistarlo sobre lo publicado por Animal Político, en las que sobresale que el mandatario estatal pagó para estudios de enfermedades y otros servicios del sector salud a compañías inexistentes.

Al momento en que Zapata Bello se dirigía a su camioneta, fue abordado por una señora, quien al parecer, denunciaba corrupción en la Segey y solicitaba una plaza magisterial; en ese mismo instante, el representante de los medios de comunicación intentó entrevistarlo, pero el gobernador evadió en todo momento al comunicador.

“Para preguntarle el desvío de más de 150 millones de pesos que señalan a su Gobierno… tiene algo que señalar al respecto… las acusaciones de Patricio Patrón fueron ciertas… sabe dónde quedó ese dinero señor gobernador… señor tiene algo que comentar al respecto”, insistió el periodista.

Sin embargo, el aún jefe del Ejecutivo estatal en ningún momento alzó la mirada hacia el comunicador y por el contrario, se escudó en la mujer que con insistencia le solicitaba apoyo, pero al final, tampoco la atendió, y visiblemente enojado expresó “gracias” y subió a su camioneta.

Guardaespaldas del gobernador mantuvieron al reportero lejos del mandatario para que no se insistiera con los cuestionamientos.

Cabe señalar que esta actitud omisa ante la prensa fue el sello que caracterizó a Zapata Bello, quien mañana domingo 30, entregará la estafeta a su sucesor, el panista Mauricio Vila Dosal, quien encabezará el Poder Ejecutivo los próximos seis años.

DENUNCIAN “MOCHES”

En esa misma línea de corrupción en la administración estatal por finalizar, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC), Carlos Ramírez Aguilar, denunció que Rolando Zapata Bello exigía “moches” de hasta el 20 por ciento en cada obra pública.

“Las obras venían con nombre y apellido y pedían moches, y estamos en contra de eso, los constructores de la asociación tenemos seis años de no trabajar con el Gobierno precisamente por eso, porque no nos prestamos a ello y nos vimos excluidos”, aseveró.

Afirmó que a través de prestanombres Zapata Bello creó una serie de empresas que aunque existen, no funcionan como fueron concebidas, y como la AMIC no se prestó a esos malos manejos, fueron excluidos durante el sexenio.

“Fueron muchos cómplices, como Víctor Castillo Espinoza (director del Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa), pero nosotros no porque nunca quisimos participar en esos manejos”, subrayó.

En conferencia de prensa, mencionó que la AMIC no ha tenido trato directo con el gobernador electo, Mauricio Vila Dosal, a pesar de que lo han solicitado, “creo que está esperando a llegar para poder atendernos”.

Noticia anterior

Incautan más de 300 kilos de molusco; un detenido

Siguiente noticia

Presenta gobernador electo inédito gabinete paritario