Inicio»Yucatán»Gobierno de Zapata Bello hereda diversas anomalías

Gobierno de Zapata Bello hereda diversas anomalías

0
Compartidos
Google+

Diversas anomalías sin resolver y numerosos problemas prevenibles que se salieron de control, son parte del legado que deja el gobernador Rolando Zapata Bello a la nueva administración que a partir de hoy encabezará Mauricio Vila Dosal.

Entre los polémicos pendientes destaca la cámara hiperbárica, el millonario desvío de unos 150 millones de pesos en la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), el aumento de la mortalidad materna, el incremento del índice de homicidios calificados y robos, además de la desaparición de 35 millones de pesos correspondiente a cinco proyectos arqueológicos de rescate, conservación e investigación de igual número de ciudades mayas.

Asimismo, la falta de pago de trabajadores del departamento de vectores de la SSY, la imparable ola de suicidios, el brote de enfermedades que siguen sin control, como conjuntivitis, influenza y VIH/SIDA, y el incremento de la prostitución en línea, entre otras irregularidades.

Irónicamente incumplió con cinco compromisos de campaña, entre los cuales destaca la puesta en funcionamiento de la cámara hiperbárica multiplaza.

El Compromiso 96 fue modificado por el de “Realizar el proyecto para que el edificio que alberga la cámara hiperbárica tenga una nueva vocación de acuerdo a las necesidades actuales del Hospital General–Escuela “Dr Agustín O’Horán, privilegiando el incremento de camas en la Unidad de Choque y Trauma”, cuyo avance fue del 20 por ciento.

La Contraloría federal descubrió millonario desvío de recursos en la SSY, pero Zapata Bello en ningún presentó la documentación sobre el uso del dinero correspondiente.

De igual modo, hay que recordar que con una inversión de mil 500 millones de pesos se puso en funcionamiento su estrategia integral de seguridad denominada Escudo Yucatán, cuyos resultados no son halagadores.

De acuerdo con las denuncias interpuestas en la Fiscalía General del Estado (FGE), hasta agosto pasado, los homicidios dolosos aumentaron en 36 por ciento con respecto al mismo periodo de 2017, y se cuadruplicó el número de asesinatos cometidos con armas de fuego.

Problema similar ocurre con los hurtos. En el caso del robo vehicular el incremento es del dos por ciento; de negocios, del 120 por ciento; de maquinaria, del 175 por ciento, y de cables, tubos y otros objetos destinados a servicios públicos, del 241 porcentual.

El pasado 26 de marzo, Zapata Bello firmó un convenio con el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, en el cual se comprometió a destinar 35 millones de pesos para el desarrollo de proyectos en Chichén Itzá, Izamal, Dzibilchaltún, Uxmal y Kulubá, pero no se conoce el destino del recurso.

De igual forma, el desinterés por la salud de los yucatecos provocó el aumento constante de las Enfermedades de Trasmisión Sexual (ETS), en especial el VIH/SIDA, asimismo, impidió el control de la conjuntivitis, benigna pero molestosa, etcétera.

Incluso, al hacer caso omiso a las recomendaciones de los especialistas de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), fueron 39 las personas que fallecieron a consecuencia de la influenza, en la gran mayoría por la de tipo A H1N1.

Al concluir la Temporada de Interestacional de Influenza, Yucatán ocupó el primer lugar nacional es morbilidad y mortalidad.

Ahora, la tocará a la nueva administración gubernamental darle una pronta solución a todas estas irregularidades que le fueron legadas por Zapata Bello.

Noticia anterior

Asaltan minisúper en la Francisco I. Madero

Siguiente noticia

Combaten desnutrición