Tribuna Campeche

Diario Independiente

Seduma clausura granja

Da click para más información

Al cumplirse el plazo para paralizar funciones de la mega granja porcícola de Homún, el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) suspendió operaciones temporalmente del sitio, con lo que la dependencia cumplió el mandato del Juzgado Cuarto de Distrito.

Por la tarde, personal de Seduma llevó a cabo la orden de clausura temporal de la granja Producción Alimentaria Porcícola (PAPO), ubicada en Homún, al sureste de la capital yucateca.

Funcionarios de la dependencia estatal, encabezados por la directora jurídica, Karen Aguirre Bates, realizaron la diligencia de colocación de los sellos de clausura temporal del sitio y notificaron de ello a Pedro Damián Torres Peraza, representante de la empresa.

A quien se le informó y se le entregó por escrito, la medida de suspensión, la cual establece que en un plazo máximo de 15 días hábiles se deben retirar los cerdos que se crían en la granja.

De acuerdo con el documento, una vez retirados los animales, la empresa deberá comunicar a la Seduma del cumplimiento del mandato.

Cabe mencionar que, la titular del Juzgado Cuarto de Distrito, Miriam Jesús Cámara Patrón, emitió el pasado 26 de noviembre un acuerdo para dar cumplimiento al mandato judicial.

Por lo que ordenó tomar medidas de seguridad correspondientes para cumplir con dichas suspensiones. Dicho acuerdo fue notificado a la Seduma el pasado día 29 de noviembre, por lo que este viernes procedió a cumplir, en tiempo y forma, con la disposición de la autoridad Judicial.

El Juzgado Cuarto de Distrito emplazó al Gobierno del Estado para que en un plazo de 24 horas, que ayer mismo venció, cumpla con paralizar las actividades de la mega granja porcícola ubicada en Homún.

Por la mañana, Lourdes Medina Carrillo, abogada del caso, informó en conferencia de prensa que ante la sistemática violación a las leyes y el desacato que empresarios de la granja como la autoridad estatal han hecho ante las resoluciones, se dio un último plazo para que se suspenda todo tipo de actividad en la empresa.

“En el expediente no hay prueba de que se haya cumplido con la orden, luego del último plazo que venció a inicios de noviembre, por lo que en la audiencia del pasado día 26, se pidió una inspección en la granja, aunque en el sitio, se impidió el acceso al personal, alegando que no tenían conocimiento, algo que es falso”, lamentó.

Expuso que en la entrada de la granja no había sellos de clausura de ninguna autoridad por lo que la juzgadora consideró que no se ha cumplido cabalmente con las medidas ordenadas.

Informó que el Gobierno Estatal, una de las autoridades involucradas, tiene las facultades para garantizar la suspensión, a través del uso de la fuerza pública, así como de sitios de disposición de los cerdos que se encuentran el lugar.

Abundó que tanto la Seduma como el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Homún, alegaron haber cumplido con las órdenes del juzgado, aunque afirmó que a consideración de la juez, estas no fueron suficientes, pues la granja sigue operando.